24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez da plantón al Congreso y endosa a Illa defender su estado de alarma

Sánchez da decidido de nuevo dar la espalda al Parlamento.

Sánchez da decidido de nuevo dar la espalda al Parlamento.

Al presidente del Gobierno no le parece suficientemente relevante dejar a España bajo una legislación excepcional seis meses. Y se borra de dar las explicaciones en sede parlamentaria.

Para la presentación del anteproyecto de Presupuestos Generales, Moncloa ha organizado este martes una amplia sesión de fotografías, discursos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sin preguntas de los periodistas, y un nuevo episodio de la operación imagen que tanto practica Iván Redondo.

Pero, para defender que España quede bajo un estado de alarma hasta mayo próximo, los estrategas del Gobierno progresista no han considerado conveniente que Sánchez acuda al Congreso este jueves para dar explicaciones, justificar con datos lo insólito de una legislación excepcional para los próximos seis meses y escuchar las objeciones del resto de fuerzas parlamentarias.

La portavoz del Gobierno dice que serán los presidentes autonómicos los que darán las explicaciones en sus parlamentos.

No será así ya que Sánchez ha decidido ningunear a la oposición, dar plantón a la Cámara Baja y endosar a su ministro de Sanidad, Salvador Illa, las explicaciones pertinentes. La segunda imposición. La primera, despreciar la mano tendida de Pablo Casado para consensuar antes un estado de alarma de ocho semanas y ofrecer un frente común que dé soporte político y parlamentario al combate a la nueva embestida de la pandemia.

 

 

Sánchez sí ha encontrado tiempo este martes para un nuevo ejercicio de marketing político.

 

Sin embargo, el Gobierno ha decidido pasar del PP -ni siquiera en un gesto al nuevo clima surgido tras el debate de la moción de censura de Vox- y el Consejo de Ministros ha acordado solicitar ya la Cámara Baja su propuesta de alarma de medio año.

Y, de paso, la portavoz María Jesús Montero, ya ha adelantado este martes que Sánchez se borra del trámite parlamentario del jueves. ¿La excusa?: que tiene una cumbre telemática de líderes europeos. Que, sin embargo, es por la tarde.

De esta forma, la prórroga del estado de alarma aprobado este pasado domingo no la defenderá el presidente del Gobierno, sino el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Para justificarse, la portavoz Montero ha explicado que deberán ser los presidentes autonómicos los que vayan rindiendo cuentas en sus respectivos parlamentos de las medidas que vayan adoptando.

Casado: "No es admisible"

Sin embargo, tras este nuevo desplante a las Cortes, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha denunciado el plantón y ha arremetido contra Sánchez por "escudarse" en el titular de Sanidad. "El presidente del Gobierno es el máximo responsable de la acción política", ha enfatizado la portavoz popular, quien no ve "justificación alguna" para que no sea él quien asuma esa comparecencia. Unas criticas que ha compartido el propio Pablo Casado en las redes sociales.

 

Gamarra ha defendido que debe ser el jefe el Ejecutivo quien acuda a la Cámara a exponer las "limitaciones a las libertades públicas" que supone el nuevo estado de alarma, una medida, que, a su juicio, evidencia "el fracaso" del Gobierno en la "política sanitaria y legislativa".

Unas críticas las del PP, a las que se han sumado las otras dos formaciones de la oposición, Ciudadanos y Vox, pero también algunas de la mayoría Frankenstein, como Más País.

 

Comenta esta noticia
Update CMP