20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

6 sencillos trucos para disminuir tus arañas vasculares sin pisar una clínica

Usar siempre tacones altos favorece la aparición de estas antiestética venitas.

Usar siempre tacones altos favorece la aparición de estas antiestética venitas.

Afean la piel y a veces incluso duelen, por eso nos hemos propuesto ayudarte a paliar sus efectos para que este verano lucir piernas no te resulte un suplicio.

Aparecen sin avisar y solo te das cuenta de que las tienes cuando se hacen visibles en tus piernas, tobillos, abdomen – sobre todo después de un embarazo – o, lo que es peor, en plena cara, fundamentalmente en los pómulos. Son las antiestéticas arañas vasculares, dilataciones de capilares pequeños y de los vasos superficiales, que presentan una forma muy característica como de ramas o de "telas de araña" que es de donde viene el nombre con el que son conocidas, aunque en realidad su denominación médica es la de telangiectasias (del griego tele-angéion: "vaso lejano = capilar", y ectasia o ectasis: "dilatación o expansión").

Si te estás preguntando qué es lo que las provoca, tienes que saber que sus causas pueden ser muchas: el sobrepeso, la retención de líquidos, una mala circulación sanguínea, tacones demasiado altos o simplemente que pasas mucho tiempo de pie en una misma postura o sentada con las piernas cruzadas. En principio no tienen por qué representar ningún problema serio de salud pero de lo que no hay duda es de que a nadie nos gusta tenerlas así que aquí os dejamos unos cuantos remedios muy fáciles de aplicar que además de ayudarnos a que no sean tan visibles, van a frenar la aparición de otras nuevas. Toma nota. 

 

1. Aceites de coco y mostaza

Hay dos aceites que están especialmente recomendados para mejorar la circulación venosa: el de coco y el de mostaza. Tienen la facultad de penetrar profundamente en la piel y restaurar el daño que produce la rotura de los capilares. Los puedes utilizar para masajear suavemente tus piernas partiendo del tobillo y ascendiendo hasta la parte superior de los muslos. Si lo haces todos los días, no tardarás en notar la mejoría.

 

2. Biofavonoides

Introduce en tu dieta alimentos que contengan bioflavonoides. Estos poderosos antioxidantes además de mantener a raya los radicales libres, tienen propiedades anti-inflamatorias y ayudan a fortalecer las paredes de las venas. Están presentes en las uvas –consúmelas con pepitas y sin pelar–, las fresas, el brócoli, el ajo, las espinacas y el té verde.

 

3. Vinagre de manzana

Al ser astringente, el vinagre de manzana es un buen aliado a la hora de reducir visualmente las antiestéticas venitas. Este remedio es tan simple como humedecer con él un paño y aplicarlo sobre ellas durante media hora. Además de mejorar el aspecto de las arañitas que ya tengas, evitarás que te salgan más. 

 

4. Ginkgo Biloba

Refuerza las venas y estimula la oxigenación en el área problemática, además de mejorar la circulación sanguínea. Por si esto fuera poco, está demostrado que esta hierba es estupenda para bajar de peso, y ya se sabe que las arañas vasculares aparecen con más facilidad cuando nos sobran unos kilitos. Puedes encontrarla en cualquier herbolario en comprimidos o en gotas. 

 

5. Olmo escocés

 

También conocido como hamamelis no solo es un gran aliado en lo que se refiere a la limpieza natural del organismo, sino que también es muy efectivo a la hora de tonificar la piel por lo que suele utilizarse sobre todo para reducir las arañas que aparecen en el rostro. Al igual que el vinagre de manzana tiene propiedades astringentes, así que aplicado con un algodón sobre las venitas ayudará a que estas se encojan.

 

6. Jengibre

El jengibre es una hierba común que se utiliza en la cocina y puede ayudarte a deshacerte de las venas de araña faciales. Cuando los capilares se rompen, acumulan en la zona lesionada una proteína de la sangre llamada fibrina. El jengibre rompe la fibrina y por lo tanto, evita que esa zona adquiera ese color rojizo tan característico. La mejor forma de tomarlo es en crudo, rallando una pequeña cantidad en tus ensaladas o en forma de té, dos o tres veces al día. 

 

Recomendaciones generales

Recuerda que si eres propensa a las arañas vasculares debes reducir la sal de las comidas y el consumo de alcohol y tabaco. Acuérdate de dormir con las piernas un poquito en alto, metiendo una manta doblada debajo del colchón, para estimular el retorno venoso y aprovecha la playa o la piscina para andar por dentro del agua. Todo es cuestión de tener un poco de paciencia, pero si sigues estos consejos, seguro que en muy poco tiempo verás los resultados. 

Comenta esta noticia
Update CMP