16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Isabel de Dios

    La mano de Dios

    Lo del 4-4-2 o el 5-3-2 está bien, pero hay vida más allá de los 90 minutos y cuando las estrellas deportivas se quitan los calzones y las medias empieza de verdad la diversión para Isabel de Dios. El fútbol es algo demasiado importante como para tomárselo en serio...

Los mensajes de Whatsapp que han "hundido en la miseria" al futbolista "traidor"

Belén Bulacio terminó de manera fulminante con Kranevitter cuando se filtró el escándalo.

Belén Bulacio terminó de manera fulminante con Kranevitter cuando se filtró el escándalo.

Sara Carbonero ha desvelado finalmente el pecado inconfesable que más le ha perjudicado en los últimos tiempos y puede que al futbolista no le hubiera venido nada mal aplicarse el cuento.

 

Sara Carbonero sigue con su vida normal desde que Casillas fichó por el Oporto. O sea, ama de casa con nenes la mayor parte del tiempo, pero al final cuando no es por una cosa es por la otra casi todas las semanas acaba aterrizando en España para hacer algún “bolo” publicitario. Por algo es una it girl desde que saltara a la palestra su relación con el entonces intocable portero.

Que a Carbonero no le haya funcionado bien su último proyecto televisivo no es tan grave porque, hoy por hoy, Sara vive casi tanto más de su imagen de creadora de tendencias que de periodista o presentadora. El verdadero problema son los titulares que han comenzado a proliferar en los últimos días.

A estas alturas ya todo el mundo sabe que Sarítisima se ha caído de Quiero Ser, que sigue trayectoria en Divinity sin ella. La cosa es que estos días se está hablando mucho de que el programa apenas si ha notado su ausencia y titulares como “Quiero ser triunfa a pesar de la ausencia de Sara Carbonero”, “Dulceida, la bloguera que eclipsó a Sara Carbonero en Quiero Ser” o “Dulceida, la sexy culpable de la desaparición de Sara Carbonero” no ayudan mucho a mantener el caché de la reportera de Telecinco, que últimamente no gana para disgustos.

Vamos, que a Carbonero no sólo no le funcionan los proyectos profesionales sino que encima ya hay valores en alza dispuestos a arrebatarle también su rol de creadora de tendencias de moda... ¿A dónde vamos a ir a parar?

Eso sí, ella sigue fiel a su cita periódica con la capital española para no descolgarse del todo y fiel a su máxima de hablar lo menos posible de su vida privada y de lo que realmente piensa. Así, hace unos días confesó en la entrega de Premios Mujeres con Talento su gran pecado: “Si de algo he pecado es de no hablar”.

Claro que si hubiera hablado menos por el móvil, tal vez le hubiera ido mejor al ex del Atlético de Madrid hoy en el Sevilla Matías Kranevitter. De hecho, su incontinencia con el Whatsapp le ha terminado saliendo muy cara y se ha visto involucrado en un escándalo sexual de órdago al filtrarse en su Argentina natal la conversación por teléfono que mantuvo con una modelo a quien le pedía fotos y vídeos desnuda. 

Por si fuera poco, y ante la negativa de la zagala, Kranevitter optó por las amenazas: “Fíjate a quien le decís no”, le espetaba en las conversaciones que circulan por los mares de Internet, a lo que ella muy digna contestaba con un “Estás loco, flaco. Ocúpate de tu novia y déjame de hinchar las pelotas”.

Poco se tendrá que ocupar de su novia ya, en cualquier caso, porque la también argentina Belén Bulacio, que lo dejó para seguirle en su aventura europea abandonando sus estudios de cocina, montó en cólera al conocer los mensajes y rompió su noviazgo de manera fulminante al conocer su "traición".

Si es que los móviles los carga el diablo, se lo tengo dicho a los futbolistas, y si no que le pregunten a Luna y Enrich, que saben bien lo que es filtrarse el contenido subido de tono de sus dispositivos...

 

Comenta esta noticia
Update CMP