16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una resolución pionera contra los "odiadores" amenaza con revolucionar Twitter

El concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, llegando a la Audiencia Nacional para declarar por sus tuits contra Irene Villa

El concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, llegando a la Audiencia Nacional para declarar por sus tuits contra Irene Villa

Las víctimas de ETA, el genocidio nazi, los toreros muertos en la plaza. Una decisión del Tribunal Supremo sin precedentes hasta ahora puede acabar con el lado más oscuro de las redes.

El Tribunal Supremo se ha pronunciado por primera vez sobre la difusión de menajes enaltecedores del terrorismo en las redes sociales como Twitter y ha condenado a un año de cárcel a María Lluch Sancho por humillar a víctimas de ETA como Irene Villa y Miguel Ángel Blanco, haciendo uso de su cuenta de Twitter 'Madame Guillotine' (@melodalger).

En la resolución dada a conocer este lunes, el alto tribunal considera que las expresiones emitidas en esta cuenta se enmarcan dentro del discurso del odio y no están protegidas por la libertad ideológica o de expresión.

El pasado 23 de junio, el Alto Tribunal revisó en vista pública la condena de dos años de cárcel -la máxima puesta por este delito- que la Audiencia Nacional impuso a la joven en febrero de 2016 por la gravedad de los comentarios escritos en la red social. Le rebaja la condena al estimar que la pena que se le impuso en primera instancia es desproporcionada.

La sentencia sienta un precedente y podría afectar a casos aún pendientes como el que afecta al líder del grupo rap metal Def con Dos, César Strawberry, cuyo juicio por este delito se celebró este martes, o al del concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata.

 

Comenta esta noticia
Update CMP