22 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lastra y Echenique se alían para tumbar la investigación del Congreso a Iglesias

Los portavoces de PSOE y Podemos, conversan en el Congreso.

Los portavoces de PSOE y Podemos, conversan en el Congreso.

PSOE y Podemos han boicoteado la comparecencia del vicepresidente que reclamaban PP, Ciudadanos y Vox. Y alegan que el escándalo es un "asunto privado".

Los adalides de la transparencia y del papel central del Parlamento -con esa bandera justificó en parte Pedro Sánchez la moción de censura a Mariano Rajoy- han decretado el apagón total sobre el caso Dina.

Los portavoces de PSOE y Podemos, Adriana Lastra y Pablo Echenique, han cerrado filas para proteger a Pablo Iglesias y vetar su comparecencia para que explique en el Congreso de los Diputados, con luz y taquígrafos, el oscuro incidente del teléfono retenido de su asesora Dina Bouselhamm.

La Mesa de la Cámara Baja, donde el socialistas y morados suman mayoría, ha frenado este martes las solicitudes del PP, Vox y Ciudadanos para que Iglesias compareciera en sede parlamentaria para dar cuenta del caso Dina al entender que se trata de un asunto "privado"

Tanto los de Lastra como los de Echenique alegan que el caso del robo de la tarjeta SIM a su exasesora a Dina Bousselham es un asunto particular y, por tanto, ajeno al control parlamentario al que está sometido el Gobierno.

Con este argumento, han frenado la tramitación de todas las peticiones de comparecencia del también líder de Podemos que habían registrado los de Pablo Casado, Inés Arrimadas y Santiago Abascal.

Al ser julio un mes inhábil a efectos parlamentarios, el PP no sólo había reclamado explicaciones a Iglesias en comisión, sino que había pedido reunir a la Diputación Permanente del Congreso para al menos, forzar la celebración de un debate sobre este tema en la Cámara Baja.

Con ese objetivo intentaron que Batet reuniera a la Diputación Permanente para debatir sobre la conveniencia de que Iglesias compareciera tanto ante la Comisión de Justicia como ante la de Calidad Democrática para informar sobre su participación en la pieza Dina, una parte del caso Tándem desgajado a su vez del caso Villarejo.

Sin embargo, en su reunión de este martes, el órgano de gobierno del Congreso que preside Meritxell Batet ha rechazado convocar a ese órgano que sustituye al Pleno en periodos para tratar lo que, según la mayoría de la Mesa, es un asunto "privado" ajeno al control parlamentario.

Comenta esta noticia