19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El experto que primero divisó la pandemia lanza este aviso sobre los rebrotes

El epidemiólogo Oriol Mitjá

El epidemiólogo Oriol Mitjá

El epidemiólogo Oriol Mitjá tiene claro cómo hay que atajar los nuevos focos del virus sobre todo el de Lérida, cada día más preocupante para lo que pueda pasar en España.

Fue el que primero divisó el alcance real de la pandemia cuando solo se hablaba de una gripe asiática que no llegaría a Europa y ahora ve con preocupación cómo el virus vuelve a rebrotar en algunos puntos del país, sobre todo en Cataluña. Por ello, Oriol Mitjá ya ha pedido que Quim Torra decrete del confinamiento domiciliario "restringido a barrios o códigos postales", en lugares como la comarca del Segriá, una estrategia que ya apuntó al inicio de la epidemia.

Y es que, Mitjá cree que para evitar que se tenga que llegar al confinamiento total como ocurrió en marzo, "el confinamiento domiciliario restringido a barrios o códigos postales es una herramienta muy eficaz para controlar un brote de COVID-19, junto con el cierre de comercios no esenciales y el incremento de test PCR".

Todo ello, mientras la comarca leridana del Segriá ha registrado 280 nuevos positivos de COVID-19 en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde que se decretó el confinamiento perimetral de los 210.000 habitantes de los 38 municipios de esta zona y que se incluyen en el total de 774 casos de toda Cataluña.

 De hecho, ya ha apuntado que en Inglaterra y Alemania lo han hecho obteniendo buenos resultados, incluso ha señalado que Leicester con 450 casos en una semana ha decretado el confinamiento, mientras que en el caso de la comarca catalana, "todavía no".

Además, considera que es la única opción posible a "falta de otras herramientas" como la realización masiva de PCR o el "rastreo bluetooth de contactos", por lo que propone hacer "pequeños confinamientos locales y limitados en el tiempo" para controlar el virus.

Aún así, es consciente de que "el confinamiento tiene costes, pero siempre serán inferiores a sus beneficios", por lo que hay que "apelar a la responsabilidad de todo el mundo", para evitar que la situación se descontrole aún más y haya que tomar decisiones más drásticas.

Comenta esta noticia