Bonig y Casado invitan a la fiesta a González Pons

González Pons no intervino pero recibió dos ovaciones de los integrantes de la Junta Directiva del PPCV. Adulado por Bonig y Casado, el eurodiputado se resiste a ser el cartel municipal.

Pablo Casado disfrutó de un baño de masas en su comunidad -se declaró ilicitano de adopción- un día después de la decisión de la Fiscalía del Tribunal Supremo de no apoyar una investigación sobre su máster. La comida organizada por la gestora del PPCV en La Pobla de Farnals sirvió para que los 700 militantes que permitía el aforo disfrutaran de su nuevo líder quien no dudó en saludar mesa por mesa. Un ejercicio de terapia necesario tras un proceso de primarias que dividió a los populares valencianos y cuyas heridas aún no han cicatrizado totalmente.

La reunión previa de la Junta Directiva Regional se convirtió en un acto propio del mitin de precampaña con la intervención de Isabel Bonig y Pablo Casado, pero dejó detalles en clave interna. 

El eurodiputado Esteban González Pons recibió dos grandes ovaciones sin necesidad de intervenir. La primera, al ser aludido por Bonig como "nuestro valenciano más universal y europeo". La segunda, por Pablo Casado, al poco de iniciar su discurso: "Allá donde vayas -dijo- y he estado (recientemente) en Lisboa, en Austria, en Bruselas, en Colombia todo el mundo te habla de Esteban González Pons, y todo el mundo te dice cuánto defiende España, pero en el fondo cuánto barre para casa y cuánto defiende Valencia y la Comunidad Valenciana". Casado volvió a citar en otras dos ocasiones al que para muchos militantes sería el perfecto cartel municipal. Sin embargo el parlamentaria aspira a seguir su carrera política como máximo referente europeo del PPE.

Los hombres del presidente

El presidente del PP, quien volvió a mostrar su apoyo a Isabel Bonig, de la que dijo es ”la esperanza de la Comunidad Valenciana” para ganar los comicios autonómicos del próximo mayo, dejó claro  sus apoyos. Mientras se refirió de forma genérica a la dirección del PPCV, citó por su nombre a Pablo Ruz, candidato a la alcaldía de Elche; al ex ministro José Manuel García-Margallo; a Belén Hoyo, portavoz adjunta en el Congreso; al ex presidente provincial de Valencia Vicente Betoret; al responsable de la gestora de la ciudad de Valencia, Luis Santamaría, a los presidentes de la diputaciones de Alicante y Castellón, César Sánchez y Javier Moliner, y al militante Elio Cabanes.

Bonig no perdió la ocasión para resaltar que el proceso de primarias, con el tanto ella como el propio Casado resultados elegidos, es made in PPCV. Y al mismo tiempo aprovechó para "homenajear" a su dirección que durante tres años ha vivido momentos "muy duros". Gran parte de esa dirección ocupó la mesa principal en la comida de La Pobla de Farnals con Casado. El ex presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, o el ex ministro García Margallo, entre otros destacados dirigentes del PP, fueron ubicado en otras mesas preferentes.

Comenta esta noticia
Update CMP