25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los retos individuales más allá del trazado en el Dakar 2016

El recorrido, un clima adverso con calor extremo y etapas a más de 4.000m de altura son algunas de las dificultades que los pilotos del rally más duro del mundo tendrán que afrontar.

Ya lo comentaba hace unos días Carlos Sainz: el Dakar 2016 se presenta verdaderamente complicado. El hecho de que este año Chile y Perú queden excluidos del recorrido convierte el trazado en una sucesión de curvas imposibles que para algunos vehículos supondrán una auténtica prueba de habilidad. El clima parece que tampoco va a acompañar, y es otro de los factores más temidos de la competición. Muchos han considerado que este será el año más duro del rally más duro del mundo, y las reacciones de unos y otros participantes se van dejando caer por la prensa digital y las redes sociales. 

Nani Roma, el único piloto español con premios obtenidos tanto en la categoría de moto como la de coche, se lanza con este Dakar temiendo el efecto de El Niño, pero ¿de cuál? Las condiciones climáticas son muy adversas y pueden llegar incluso a cobrarse vidas, pero también se ha convertido en un fenómeno de medios el incidente con el niño que le preguntó “¿quién eres tú?” mientras estaba siendo entrevistado. Y es que, efectivamente, el Dakar, siendo uno de los más emocionantes espectáculos del mundo del deporte, no es sin embargo de los que mayor cobertura obtiene por parte de los medios tradicionales, al menos en comparación con la fórmula 1 o el moto gp. 

Esto supone un auténtico reto para los pilotos que participan en Dakar, quienes lucharán porque esta competición consiga todo el reconocimiento que merece. Por lo pronto, sí que formará parte de todas las apuestas deportivas en William Hill previstas para los próximos días. A decir verdad, la casa británica llega a ofrecer pronósticos para un elevado número de disciplinas y competiciones deportivas, y no se ha olvidado del gran evento en su sección de automovilismo. 

Uno de los retos más curiosos del evento será el del piloto japonés Yoshimasa Sugawara (Hino Team), quien ya obtuvo el pasado año el récord al competidor de Dakar más longevo. Parece que la condecoración no fue suficiente para él, y de nuevo conducirá este año por el trazado Argentino hasta Bolivia. A sus 75 años de edad, uno de sus secretos es la estricta preparación a la que se somete, sobre todo en cuestiones nutricionales, advirtiendo que sólo ingiere unos 10 gramos de carne al día durante el periodo preparatorio para acostumbrar su estómago a las duras condiciones a las que le someterán los más de cuatro mil kilómetros de trayecto. En parte, celebra además que el recorrido presente curvas tan cerradas porque participará con un camión pequeño que resolverá con relativa facilidad este hándicap. 

Además, el próximo año su compañía Hino comenzará, oportunamente, a comercializar este tipo de camiones en Argentina, con lo que, si lo hace bien, supondrá una excelente promoción con la que habrán demostrado la valía de sus máquinas. Suguwara también participó en un rally de motos de 3000 km a comienzos del año 2015, manteniéndose en activo en el mundo del motor a pesar de su edad.

Otro de los pilotos que se enfrentará al reto, pero prácticamente de rebote, aunque lo acoge con verdadero entusiasmo, es el andorrano Albert Llovera, quien desde los 18 años permanece en silla de ruedas, sin que esto le haya impedido llevar a cabo su sueño como piloto. Participa en el Dakar conduciendo un camión de 920 caballos, concretamente el Tatra del equipo Bonver Dakar Project, siendo esta la primera vez que lleva un camión en competición, por lo que su preparación deberá ser exhaustiva, y rápida, ya que, si bien llevaba tiempo intentando participar en el Dakar, no contaba con ello. 

Uno de los pilotos oficiales sufrió una lesión y, de entre seis candidatos del equipo, fue Llovera el seleccionado. Comenta que cuando recibió la llamada, aceptó el reto sólo porque iría como competidor, ya que en un principio albergaba dudas sobre si el ofrecimiento era para el camión de asistencia. Finalmente hace realidad su sueño de acumular experiencia en una edición del Dakar con una disciplina que no había probado, una de las pocas, por cierto, demostrando que nada es imposible y que cualquier reto queda al alcance de este piloto tan particular.

Comenta esta noticia
Update CMP