Espacios Violetas en Elche contra las agresiones sexistas en Fiestas

Carlos González con los responsables de los espacios violeta.

Carlos González con los responsables de los espacios violeta.



El alcalde de Elche, Carlos González, y la concejala de Igualdad, Teresa Macià, se han acercado esta al Espacio Violeta instalado en el Paseo de la Estación, junto a los "racos festers", para interesarse por su funcionamiento.

Cabe recordar que los Espacios Violetas, puestos en marcha por la Casa de la Dona y la concejalía de Igualdad, son  unos puntos de atención y sensibilización distribuidos por distintos puntos del centro de la ciudad y que están atendidos por personas formadas en Igualdad, concretamente el el ciclo superior de "Promoción en Igualdad" del IES Victoria Kent.

El objetivo de estos puntos violeta es activar la respuesta ciudadana de rechazo a la violencia sexista llamando la atención sobre la necesidad de que los espacios festivos y el resto de la ciudad, en fiestas, sean espacios seguros, en los que la actitud de respeto de hombres y mujeres permitan disfrutar a las chicas y a las mujeres de la fiesta sin violencia, sin riesgo de agresiones sexistas, sean de la intensidad que sean. Un espacio desde donde, personas formadas en igualdad y prevención de la violencia de género, informan  sobre la campaña y las acciones que se realizarán en fiestas, y también un punto de atención ante cualquier situación de acoso, agresión, etc.

En las dos primeras noches de funcionamiento desde los puntos violeta se han atendido numerosas consultas y se han realizado dos atenciones

Además, también se ha elaborado un Plan específico de actuación para prevenir y actuar frente a las agresiones sexuales. Este Plan se ha enviado a todas las entidades festeras, Protección Civil, Policía Local, Nacional y Guardia Civil.

En las dos primeras noches de funcionamiento desde los puntos violeta se han atendido numerosas consultas y se han realizado dos atenciones, intervenciones directas en las que se ha activado el protocolo. Este protocolo  consiste en contactar con la persona que está causando la molestia o el acoso e intentar persuadirle para que no lo siga, si sigue siendo reincidente el asunto se traslada a la Policía Local para que sean ellos quienes intervengan.

VAT
Comenta esta noticia
Update CMP