04 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los 7 jardines secretos de Madrid por donde no pisan los turistas

Jadrín del Museo de Sorolla

Jadrín del Museo de Sorolla

Disfruta del silencio y la tranquilidad que se respira en estos rincones únicos de la capital. Antiguos conventos, palacios señoriales y hospitales que atestiguan el paso de los siglos.

Son lugares con encanto que merece la pena descubrir en cualquier época del año pero sin duda la primavera y el verano los hacen más atractivos. El colorido de sus flores y el fresquito que se respira bajo sus árboles animan a pasar un rato de relax paseando o leyendo un libro sentado en alguno de sus bancos. 

Rastrear la ciudad en busca de estos lugares "secretos" te resultará mucho más fácil con esta pequeña guía que hemos preparado para ti. ¡Encuéntralos todos! 

1. Jardín del Príncipe de Anglona

Foto: Flickr: José Manuel Azcona.

Lo localizarás en un rincón olvidado de la Plaza de la Paja en el barrio de La Latina. La tapia de ladrillo del Palacio del Príncipe de Anglona lo resguarda de los vándalos. En su interior, la pequeña fuente de piedra y los caminos empedrados te transmitirán la sensación de estar en otro mundo aunque estés en el centro de Madrid. La pérgola que cubre uno de los pasillos se convierte en una rosaleda llena de colorido. Hay abundante sombra y unas vistas de infarto si te colocas en una zona elevada frente a la puerta.  

 

2. Jardines del Museo Sorolla

De inspiración musulmana y con una pérgola de estilo italiano, en este pequeño jardín dentro del Museo Joaquín Sorolla se puede escapar del caos de la ciudad. Esta ubicado en la mansión que mandó construir el artista en 1910 para pasar sus últimos años de vida. Puso un interés especial en el esquema y la plantación del jardín que rodeaba su vivienda para imitar otros espacios verdes que había descubierto en sus viajes por España y por Italia como los Reales Alcázares de Sevilla y el Generalife de Granada.

Calle General Martínez Campos, 37.

 

3. Jardín del Palacio de Linares

 

Es un hermoso jardín, de forma irregular que en su día tuvo un bonito estanque que ya no existe. Se construyó entre 1878 y 1879  de la mano de Carlos Colubí, Manuel Aníbal Álvarez-Amorós y Adolf Ombrecht, que se encargó de toda la decoración interior incluyendo el pabellón conocido como la Casa de Muñecas. Durante los meses de primavera y verano se instala una agradable terraza que nos permite disfrutar de este espacio singular.

Plaza Cibeles, sin número. 

 

4. El Olivar de Chamartín

A pocos metros del Estadio Bernabéu se encuentra este espacio verde con más de 100 olivos centenarios. La Fundación sin ánimo de lucro Olivar de Castillejo se encarga de su mantenimiento ofreciendo actividades culturales para los madrileños y los turistas en los meses de verano llamadas Las Noches del Olivar. La entrada a sus actividades te costará 6€, un dinero que toman como donativo para seguir manteniendo este paraíso ecológico en el centro de la capital. 

Calle Menéndez Pidal, 3.

 

5. El Huerto de las monjas

Lo encontraras tras atravesar un pasaje bajo edificios modernos. Allí, ante tus ojos, aparecerá este jardín encantador que, hasta 1972, protegieron los altos muros de un convento. Este rincón de la capital, seguramente destinado por las monjas al cultivo de zanahorias, lechugas, cebolletas y repollos, evoca la atmósfera del Madrid enclaustrado del Siglo de Oro. En el centro encontrarás una fuente con tres querubines que tiene la siguiente inscripción: "Fonderies d´Art du Val d´Osne 58, rue Volataire. Paris".

Calle Sacramento, 7.

 

6. El jardín de almendros de La Quinta de los Molinos

El boca a boca está consiguiendo que este parque apenas conocido por los madrileños coja fama. En su interior se resguardan más de 6.000 almendros que de febrero a marzo ofrecen un espectáculo inimaginable. Los colores rosas tiñen el jardín dejando además un olor muy agradable. Se encuentra alejado del centro, en el barrio de Salvador en el distrito de San Blas. En él encontrarás además un estanque y un edificio conocido como la Casa del Reloj que actualmente está en plena rehabilitación. 

Calle de Alcalá, 527.

 

7. Jardines del Centro de arte Reina Sofía

 

Sus paseos son un reducto de paz y descanso que, además, permite contemplar magnificas esculturas de Calder y Miró. El jardín original fue construido por Sabatini, autor también del edificio, hacia 1790. Fue reformado en 1850 y, tras sucesivas rehabilitaciones, este es el jardín que permanece. Desde su construcción cuenta con dos espléndidas fuentes neoclásicas que se han integrado en el jardín actual.

Calle Santa Isabel , 52.

 

Comenta esta noticia
Update CMP