22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Estas tiernas crías de perezoso salvan su vida gracias a un santuario único

La fundadora de este "refugio" se encarga de administrar a estos adorables animales todos los cuidados que necesitan para que puedan volver al entorno salvaje cuando sean adultos.

Se llama Instituto para Perezosos aunque en él la actividad es inagotable y si no que se lo digan a su fundadora Sam Trull. Ella trabaja sin descanso para sacar adelante este reducto situado en Costa Rica, hábitat natural de esos animales que enternecen el corazón por su expresión apacible. 

Sam comenzó a tratar con animales mucho antes de licenciarse en Zoología y completar su formación en conservación de primates. Tras una larga estancia haciéndose cargo de esta especia amenazada en la organización sin ánimo de lucro Kids Saving The Rainforest, decidió instalarse en Costa Rica en 2013 y fundar este santuario para dedicarle su vida por completo a la rehabilitación de crías.

El instituto tiene tres metas principales: la investigación de los perezosos tanto salvajes como en cautividad, la colaboración con otras organizaciones que cuidan de esta especie en otras partes del mundo y la educación al público en general para que pongan su granito de arena a la hora de preservar la especie. 

La responsable del centro advierte que "muchas industrias roban perezosos de sus hábitats para hacer negocio con los turistas. Sin saberlo, muchos turistas acceden a pagar dinero para tomarse una foto con estos animales produciéndoles tanto estrés que llegan a morirse por este motivo". 

Por eso, se afana en explicar en su libro Slothlove que la expresión risueña en la cara de estos animales no es más que una señal de alerta ante un proceso de estrés extremo. Debido a los músculos de su cara, muchas personas se creen que el animal no sufre mientras que por dentro está viviendo un proceso de agitación realmente peligroso para él. 

El fin último del centro dirigido por Trull es conseguir que los perezosos recuperen su salud y estén suficientemente fuertes como para volver a la naturaleza salvaje sin ningún problema. Su método permite que se tomen su tiempo para aclimatarse antes de regresar con los depredadores. Aunque en realidad, la gran amenaza para esta especie es la tala indiscriminada de árboles por parte de los humanos.

Si quieres conocer más acerca de esta fascinante especie, echa un vistazo a la página web del centro e infórmate sobre la labor que realizan: http://www.theslothinstitutecostarica.org/.

Comenta esta noticia
Update CMP