28 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Se acabó mandar los neumáticos al vertedero

Según el nuevo Real Decreto que ha entrado en vigor hoy, todos los neumáticos usados, excepto los de bicicleta, deberán ser reutilizados o reciclados y no podrán ir a vertederos.

La nueva norma establece la prioridad de reutilizar los neumáticos y establece las condiciones que deberán tener los neumáticos de segundo uso y los recauchutados para su nueva comercialización. Los productores están obligados a reutilizarlos o reciclarlos siempre que sea posible hasta que finalmente sean valorizados y no podrán ir a ningún vertedero.

Según dispone el Real Decreto aprobado esta semana por el Consejo de Ministros, para mejorar la gestión de los neumáticos se busca un modelo de economía circular. Entre las medidas que recoge, además, los neumáticos grandes ya no podrán ser depositados en vertederos, como hasta ahora, y se establece un sistema de responsabilidad ampliada del productor.

La nueva norma establece la prioridad de reutilizar los neumáticos y establece las condiciones que deberán tener los neumáticos de segundo uso y los recauchutados para su nueva comercialización. El Real Decreto, según el Gobierno, acelerará la transición del sector de los neumáticos fuera de uso hacia un modelo de economía circular para lograr una gestión más eficaz de este residuo y consolidar los progresos implementados en su gestión a lo largo de los quince años de vigencia de la normativa.

Las medidas del nuevo Real Decreto incluyen mejoras en la eficiencia y los resultados del sistema de gestión de los neumáticos fuera de uso. En concreto, se prohíbe depositar en vertederos los neumáticos de gran tamaño, los que tienen un diámetro superior a 1.400 milímetros, y su incorporación al sistema de gestión bajo la responsabilidad ampliada del productor. Sin embargo, para estos neumáticos las obligaciones serán exigibles a partir del 2 de enero de 2021.

Con ello, todos los neumáticos de repuesto, excepto las ruedas de las bicicletas, pasan a ser objeto para su reutilización o reciclado y, en todo caso se priorizará la reutilización. Además, la norma explica la información que se debe dar al consumidor sobre los neumáticos y preferiblemente se hará de forma electrónica.

Por otro lado, define para cada año y comunidad autónoma las responsabilidades de recogida y gestión que corresponden a los sistemas colectivos de responsabilidad ampliada del productor, para evitar problemas de acumulación y retrasos en la recogida de los residuos en los puntos de generación.

Esta información servirá a las autoridades competentes en sus tareas de supervisión y control de las operaciones que integran el flujo de gestión de este residuo. Las mejoras permitirán más control y trazabilidad en la gestión y evitar acumular ruedas fuera de uso.

Mayor responsabilidad de los fabricantes

El Real Decreto amplia las obligaciones actuales de los productores de neumáticos, de modo que quedarán obligados a gestionarlos cuantas veces sea necesario hasta su completa valorización. También se incluye la gestión del neumático si vuelve a ser comercializado como producto de segunda mano o recauchutado.

Por otro lado, amplía también la definición de productor de neumático a aquellos fabricantes de neumáticos recauchutados en España sobre carcasas importadas y a los importadores de neumáticos de segunda mano o recauchutados, lo que les convierte en sujetos de la responsabilidad ampliada de la gestión de los neumáticos fuera de uso.

También tendrán que cumplir con dichas obligaciones los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) para los neumáticos procedentes de los vehículos para los que no dispongan de justificación de su gestión que, hasta ahora no estaban sujetos a ella.

Los productores canalizan esta obligación de gestión a través de sistemas colectivos de responsabilidad, que gestionan la recogida y valorización de los neumáticos usados en instalaciones autorizadas.

Comenta esta noticia