29 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La primera mancha oscura en el expediente de la Reina Sofía le causa "estupor"

La Reina Sofía, siempre tan discreta, ahora en el ojo del huracán.

La Reina Sofía, siempre tan discreta, ahora en el ojo del huracán.

Sale a la luz la "vida secreta" de la madre de Felipe VI en Londres a raíz de las "tarjetas opacas" que, según fuentes cercanas a Zarzuela, han provocado esta reacción en la Monarca Emérita.

Apenas un día después de su 82 cumpleaños a la Reina Sofía le explotaban entre las manos las "tarjetas opacas" de su marido, Don Juan Carlos, en una información según la cual no sólo el Emérito se benefició de este dinero irregular en el extranjero entre 2016 y 2018, sino también su esposa y algún que otro familiar.

Este miércoles en plena resaca Paloma Barrientos recogía en Vanitatis de fuentes cercanas a Casa Real la primera reacción de Doña Sofía: de estupor y "mal con una gran preocupación e inquietud y muy triste por las informaciones que se han publicado". También le extraña "la facilidad con la que se filtran estos asuntos".

No son nada nuevo la cantidad de leyendas que han rodeado durante años a la Emérita sobre la cantidad de años que llevaría viviendo en Londes, donde vivía también Constantino de Grecia, Ana María y su familia, tan diferente a la que ella tenía en Zarzuela.

También vivía allí otro matrimonio que supuso un gran apoyo para ella, el de Miguel de Rumanía y Ana de Borbón Parma, que junto a Tatiana Radziwill y la princesa Irena siempre fueron su verdadero núcleo de confianza.

El caso es que hay quien afirma que nunca ha pasado largas temporadas en Londres, como Carmen Enríquez, aunque Antonio Montero la pilló de compras en una de sus habituales escapadas a la capital británica. Según el colaborador de Sálvame, "entraba por la mañana (en Harrods o Selfridges) y podía estar allí hasta el cierre".

Barrientos apunta que tenía dos maneras de pagar; a veces lo hacía ella misma con tarjeta y la mayoría lo hacía la persona de seguridad que la acompañaba.

De hecho, desde Zarzuela le aseguran que "salvo excepciones, doña Sofía no utiliza dinero en efectivo ni tarjetas. Como es natural, en los viajes privados nunca va sola y quien paga es alguna de las personas de su séquito, que suele ser muy reducido. Ellas son las que se encargan de las facturas y después, al llegar a Madrid, se ajustan los números y se descuenta de su asignación. Nunca la he visto con tarjeta".

Sea como fuere, será la investigación sobre las tarjetas opacas de marras la que determine si efectivamente fueron utilizadas o no por la madre del Rey Felipe y sus familiares o no.

Mientras tanto, en el momento más complicado de la Casa Real, Doña Sofía sigue apostando por la cultura y el arte y reapareció publicamente tan solo un día después de su 82 cumpleaños para disfrutar del recital benéfico que recauda fondos para becar los estudios de música en el extranjero para los más jóvenes.

Comenta esta noticia
Update CMP