04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El primer español afectado sin haber viajado pone en entredicho al Gobierno

El ministro de Sanidad debe comparecer con urgencia, con la verdad por delante, y explicar qué protocolo se va a aplicar ahora, una vez fracasado el inicial.

 

 

 

Un sevillano que no había salido del país es el primer caso de infectado por coronavirus que no tenía relación alguna ni con China ni con Italia, los dos focos más conocidos de la enfermedad. Eso solo puede significar que hay infectados que no lo saben y no están controlados, ellos probablemente venidos de ambos países, que pueden contagiar y contagian a otras personas.

Pero también significa que el protocolo de contención presentado por el Gobierno hace menos de 48 horas ha fracasado: solo preveía el control de los potenciales agentes contaminante procedentes de las "zonas cero" de la enfermedad, y a la supervisión de esos confiaba prácticamente todo el éxito de la estrategia de contención.

 

Si hay portadores del coronavirus descontrolados por España, cuando no inconscientes de esa condición, es verosímil temer un crecimiento de los casos y razonable pensar que poco se puede hacer ya al respecto, salvo preguntarse si el Gobierno hizo bien en mantener su política de fronteras abiertas o, sin llegar a decisiones de cierra muy traumáticas, con no establecer apenas controles siquiera de fiebre a los viajeros llegados a nuestros aeropuertos.

 

 

No conviene caer en el alarmismo y sí insistir en que, médicamente, tan cierto es que el coronavirus es muy contagioso como que su gravedad es limitada y se cura en un porcentaje abrumador de los casos. Pero sí hay que interrogarle al Gobierno por las decisiones que ha adoptado hasta ahora y por las que piensa adoptar en el futuro inmediato.

Porque si algo estimula el pánico es la desinformación o la información incompleta. En tiempos de crisis, la verdad ha de ser contada en tiempo real y con los máximos detalles. Algo que compete hacer al ministro de Sanidad hoy mismo, sin dilación, con la mayor urgencia posible. De hecho, ya está tardando.

Comenta esta noticia
Update CMP