10 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El currículum chavista de Iglesias le podría impedir estar en el consejo del CNI

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias

Las vinculaciones del líder de Unidas Podemos con países como Venezuela, Irán o Bolivia, harían imposible su presencia en el CNI debido a los riesgos e incompatibilidades existentes.

El interés de Pablo Iglesias por tener un sillón en el CNI, una reivindicación que sostiene desde 2016 y que este lunes intentó camuflar como una solicitud del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, podría no materializarse si se cumpliese la ley de una manera estricta. Y es que, sus relaciones con países como Venezuela, Bolivia o Ecuador, podrían suponer una incompatibilidad que le inhabilitarían para el puesto.

De hecho, según ha relatado OKDiario, la ley imposibilitaría que el vicepresidente se sentase en la comisión del CNI si después de someterse a un examen en el que tendrá que dar explicaciones sobre sus vinculaciones con los países que se encuentren fuera de la OTAN, se produce alguna omisión de datos relevantes.

 Así, en el cuestionario que tendrá que rellenar hay una pregunta crítica que, además, serviría para desvelar las vinculaciones de la formación morada con los países de la órbita chavista, ya que tendrá que detallar de forma escrupulosa su "relación con personas de países que no sean miembros de OTAN/UE o con gobiernos/servicios de inteligencia extranjeros".

De esta manera, bajo la fórmula de una declaración jurada, tendrá que explicar cómo se llevaron a cabo sus asesorías a los líderes latinoamericanos o incluso si participó o conocía detalles acerca de la presencia de la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, en Madrid.

Para ello, deberá rellenar cuidadosamente el formulario, que después será examinado por los expertos en seguridad nacional y en el caso de que tuviera el visto bueno obtendría su habilitación para sentarse en uno de los sillones del CNI, donde podrá conocer los más profundos secretos del Estado. Sin duda, uno de sus grandes deseos y que Pedro Sánchez ya le ha concedido.

Comenta esta noticia