29 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez evita la autocrítica por el caos y pide a Europa ayuda con el déficit

Pedro Sánchez, en su comparecencia de este martes.

Pedro Sánchez, en su comparecencia de este martes.

El presidente se escuda en el sistema sanitario, exige un cierre de filas a PP, Ciudadanos y Vox y sortea la polémica por su pasividad ante las aglomeraciones del 8-M.

Pedro Sánchez parece haber decidido cambiar de estrategia. Tras semanas borrado de la crisis del coronavirus, Iván Redondo parece haberle aconsejado ponerse al mando. Este martes, tras la cumbre -vía videoconferencia- de los líderes europeos, el líder del PSOE ha comparecido en el Palacio de La Moncloa.

De entrada, Sánchez ha pedido en el Consejo Europeo que se flexibilicen las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento para poder tomar medidas fiscales para afrontar la crisis del coronavirus y que las instituciones de la UE proporcionen mecanismos para dotar de suficiente liquidez a las pequeñas y medianas empresas. Es decir, una petición de auxilio con sus problemas para cumplir con el déficit público.

Fiel a su estilo, Sánchez ha evitado cualquier atisbo de autocrítica por los vaivenes y por la imprevisión de los últimos días y no ha querido asumir ninguna responsabilidad por no haber suspendido las masivas manifestaciones del 8-M cuando Sanidad ya conocía que los contagios se estaban disparando.

Lejos de ello, el presidente se ha escudado en el sistema sanitario y en la gestión del titular del Ministerio, Salvador Illa. "Tenemos uno de los sistemas sanitarios más prestigiosos del mundo. Es el escudo más seguro que tenemos en caso de emergencia sanitaria. Son un motivo de orgullo como país y una coraza de seguridad por la situación que estamos atravesando", ha enfatizado.

"Para este problema no hay opiniones, vale la ciencia y el saber. El Gobierno de España ha coordinado distintas respuestas con otros gobiernos como el de Madrid y el del País Vasco. Cada compatriota puede ayudar a vencer al coronavirus, siguiendo los consejos de los expertos, ha añadido". Este ha sido su argumento para reclamar un cheque en blanco a la oposición.

"Quiero enviar un mensaje de confianza, de unidad y de estabilidad a toda la ciudadanía. Para combatir esta emergencia de salud pública haremos lo que haga falta. Juntos superaremos esta crisis", ha dicho.

Y, respecto a la derivada económica, ha anunciado: "Estamos trabajando desde hace semanas en un plan económico de choque ante los efectos de esta emergencia".

"Habrá un impacto serio, no tenemos una certeza sobre cuánto tiempo durará esta crisis. El jueves concertaremos una serie de medidas sobre las empresas afectadas y para mitigar el efecto sobre los trabajadores y empresarios", ha confirmado.

"Para combatir esta emergencia de salud pública haremos lo que haga falta donde haga falta y cuando haga falta y juntos superaremos esta crisis. Pero habrá semanas difíciles", ha concluido.

Comenta esta noticia