Montañez (Vox): "No tengo inconveniente en oficiar bodas entre homosexuales"

Vicente Montáñez

Vicente Montáñez

El concejal en el Ayuntamiento de Valencia ha tenido un inicio de legislatura llamativo: primero con su propuesta de pacto y luego con el regalo que hizo al alcalde de Compromís.



Su estreno ha sido sonoro en el Ayuntamiento de Valencia. Una intervención suya molestó sobremanera al alcalde Joan Ribó (Compromís) quien no aceptó de buen grado el regalo de un rodillo de pintura usado.Vicente Montañez mantiene que Vox ha demostrando en su corta vida política que es capaz de sacar acuerdos y dar apoyos para garantizar la estabilidad política y económica. Vaticina que su formación va a tener largo recorrido por su contundencia contra "las redes clientelares de los partidos y la política de amiguetes".

-El portavoz municipal de su grupo asegura que ha sido la dirección del partido la que se opone
a que oficien bodas civiles. Mantiene que existen otros sistemas o métodos más adecuados para casarse por lo civil.
-En el caso de éste concejal, ya ha oficiado bodas civiles. Quiero recordarles que el último pleno municipal del pasado 31 de julio, tuvo que ser interrumpido para que yo pudiera cumplir con la competencia delegada del alcalde de celebrar dos bodas civiles en los Jardines de Monforte. Competencia que asumí como parte de mi trabajo y que pienso seguir realizando puesto que desde mi partido ya se ha indicado que nos dan libertad a los concejales en esta materia, como entiendo que no podría ser de otro modo. En cuanto al hecho de que existan otros sistemas o métodos más adecuados para casarse, para mí, y esto es algo muy personal, el más adecuado es aquel que decide la pareja, y que los servidores públicos debemos de facilitar en la medida de lo posible.

-Por tanto, también oficiará bodas civiles entre homosexuales.

-Pues la respuesta es obvia. Como acepto la delegación de las bodas civiles por parte del alcalde y la unión entre personas del mismo sexo se reconoce en nuestro ordenamiento jurídico, no tengo inconveniente alguno. Sobre las uniones civiles de personas del mismo sexo, nuestra posición es la misma que sobre las heterosexuales. Están reguladas por la legislación vigente tanto en derechos como en obligaciones. Por tanto, no me reconozco en aquellos que quieren colgarnos una etiqueta, muy propio de la izquierda, que desvirtúa la esencia de nuestro partido, que es el riguroso cumplimiento de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico vigente.


-Entiendo que no  está de acuerdo con lo apuntado por su portavoz, Pepe Gosálbez.
-Yo no estaría de acuerdo con algo que se quisiera imponer como dogma sin estar en nuestras medidas programáticas. Pero este no es el caso. En nuestras 100 medidas que recogen la esencia ideológica de nuestra opción política no se toma una posición definida como si se hace en otros muchos aspectos con medidas concretas, y por tanto es un asunto que depende del concejal. Por tanto, y como no podría ser de otra forma, respeto la posición de mi compañero a no oficiar bodas por las motivaciones que él mismo explicó, puesto que es una opción personal y tan respetable como la mía.

-No parece que haya existido al inicio de la legislatura coordinación ya que usted votó a favor de la ayuda a los grupos y su compañero en contra.
-Me alegra esa pregunta porque fue evidente que se trató de un “error de novato” como manifesté a las preguntas de la prensa a la salida del pleno. En mi caso voté a favor por un “evidente error” ya que en mi intervención en el pleno a este respecto quedó perfectamente definida mi posición en cuanto a la negativa de la subida de sueldos de los concejales y le recordé al señor Ribó que los ciudadanos nos exigían austeridad en un momento en el que las previsiones económicas no son muy optimistas.

En Vox defendemos que la financiación de los partidos políticos sea a través de las cuotas de sus afiliados, al igual que los sindicatos. Lo he defendido en todas mis intervenciones públicas antes de la campaña, durante y a posteriori ya que como integrante del equipo que confeccionó el programa económico de Vox, somos conscientes de que el adelgazamiento del gasto público en todas las  administraciones es el único garante para el mantenimiento de los actuales servicios públicos y para la mejora de la productividad, que es uno de los principales problemas que tiene la economía de nuestro país.

-No le sentó nada bien al alcalde que le regalara un rodillo.
Tampoco nos sentó demasiado bien a la oposición el uso del mismo en la distribución de los asesores o en la limitación del número de preguntas por concejal, básicamente porque estas limitaciones introducidas por Ribó, menoscaban los derechos de aquellos ciudadanos que nos votaron, y por tanto me encontraba en la necesidad de expresar ese recorte de derechos sobre la ciudadanía de una forma gráfica, con aquel rodillo, y de llamar la atención en el hecho del uso del rodillo por parte del alcalde en este inicio de legislatura.

-Era partidario de votar a Sandra Gómez para que Ribó no repitiera como alcalde. ¿Su posición a lo Valls era un farol?
-Yo no sé si la posición de Valls, era o no un farol. La nuestra desde luego no lo era. Y no lo era, porque como explicamos en su día, el dejar la alcaldía de la ciudad en manos de la izquierda radical independentista de Compromís capitaneada por Ribó era la peor de las opciones bajo nuestro punto de vista para la ciudad, y por tanto debíamos de dar la posibilidad de un pacto de los partidos que somos constitucionalistas frente a posiciones que buscan la ruptura de España. Lamentablemente, la señora Gómez no quiso explorar esa vía y decidió aupar a la alcaldía al señor Ribó sin tener ni tan siquiera fijado el resto de los acuerdos de gobierno, motivo que llevó a una parálisis de más de un mes al ayuntamiento con el correspondiente perjuicio para los ciudadanos de la ciudad de Valencia.

-¿Teme que si se repiten las elecciones Vox tenga una caída libre en el apoyo de los ciudadanos?
-En primer lugar, a mí no me gustaría que se volvieran a celebrar las elecciones, pero básicamente porque el señor Sánchez tiene el mandato de formar Gobierno, y por tanto debe de explorar todas las vías para asegurar la configuración de un gobierno que nos de la estabilidad que necesita España. Ir a unas nuevas elecciones, supondría un año en blanco, tener que prorrogar nuevamente unos presupuestos y un sobre coste enorme para los españoles.

En cuanto a la caída libre que comenta, volvemos al terreno de las conjeturas. El hastío de los españoles frente a unos gobernantes que no son capaces de constituir mayorías suficiente obre los resultados de las urnas, no creo que perjudique a Vox, que ha demostrado a través de su corta experiencia en gobiernos, que es capaz de sacar acuerdos y dar apoyos para garantizar la estabilidad política y económica. Y un buen ejemplo de ello sería los acuerdos alcanzados en Andalucía que permitieron un gobierno estable y sacar adelante los presupuestos.

Vox se ha configurado como la resistencia ante esa izquierda 'progre' que quiere hacernos a todos más pobres, acabar con la clase media y relegar al ciudadano aun mero pagador de impuestos.

¿Vox es efecto champagne?
-Yo creo que Vox es un fenómeno político y social que ha sido capaz de capitalizar en muy poco tiempo las inquietudes de muchos ciudadanos que han dicho basta. Que han dicho basta al despilfarro de los políticos, que han dicho basta a modelos autonómicos que generan diferencias y división entre españoles, que han dicho basta a políticas paliativas de subvenciones ante la incapacidad de dar trabajo y porvenir a sus ciudadanos, que se han plantado ante la corrupción, las redes clientelares de los partidos y la política de amiguetes.

En definitiva, Vox se ha configurado como la resistencia ante esa izquierda 'progre' que quiere hacernos a todos más pobres, acabar con la clase media y relegar al ciudadano aun mero pagador de impuestos sometido al yugo del intervencionismo político y la hiperlegislación. Así que creo que más que un efecto champagne, sería un efecto corcho, que ha salido de esa botella en la que se nos había metido a presión, a gran velocidad para llegar muy lejos en la reconquista de las libertades perdidas como consecuencia de la aplicación de las políticas 'progres'.

-¿Qué línea política debe de llevar a cabo para conectar con la sociedad?
-Lo resumiría en que la sociedad tiene la necesidad de volver a sentirse identificada con sus políticos. Por tanto, debemos de hacer algo tan simple como defender nuestras ideas y llevar a cabo aquello que prometemos. Defender nuestra patria, nuestras gentes, en todos los ámbitos para volver a recuperar el orgullo de ser español y de ser valenciano. Volver a creer en un futuro en unidad, que nos devuelva la posición natural que hemos perdido como consecuencia de las divisiones, las crisis, el sobredimensionamiento y duplicidades en las administraciones...

¿Se equivocan con su posición sobre la violencia de género?
Esto es un ejemplo claro de lo que le comentaba antes. Nosotros queremos resolver los problemas, no crearlos. Nuestra posición es clara. En Vox estamos en contra de todo tipo de violencia. En la del hombre sobre la mujer, en la de la mujer sobre el hombre, en la de hijos sobre padres, en la de padres sobre hijos, etc. Esto es lo que nosotros hemos denominado violencia “intrafamiliar”, y pretendemos condenar al violento y proteger a la víctima, con todos los recursos de que la sociedad dispone. No criminalizamos por motivos de sexo, sino por el ejercicio de la violencia sobre otro ser del entorno afectivo-familiar. Y sin olvidarnos de la presunción de inocencia, que debe de permanecer siempre en nuestro ordenamiento jurídico, sin que por ello se pierda eficiencia y eficacia. Hay que resolver el problema de la violencia, y no generar “redes clientelares y de intereses” en torno a este dramático tema que es lo que habitualmente hace la izquierda en este país.

Comenta esta noticia
Update CMP