19 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La desbandada de socialistas hartos de Sánchez bate récords: otros dos en horas

Juan Segovia junto a Sara Hernández, que le derrotó en la primarias del PSOE de Madrid.

Juan Segovia junto a Sara Hernández, que le derrotó en la primarias del PSOE de Madrid.

Las últimas bajas en una lista muy larga son las del histórico del socialismo balear Joan Mesquida y el diputado madrileño Juan Segovia. Se unen a Jáuregui, Corbacho, Madina o Pérez Tapias.

Dicen los estrategas políticos que el buen estado de salud de un partido se comprueba en su balance de afiliaciones y en el interés con el que algunos relevantes líderes sociales o económicos se acercan a él. Sin duda, el caso de Ciudadanos es paradigmático en este momento de una formación política que "está en forma".

Muy diferente parece el estado de ánimo en el PSOE, recién concluida su fase de renovación tras la reelección de Pedro Sánchez como secretario general, tras el 39 Congreso Federal. Ferraz contaba con que, meses después del aterrizaje en Ferraz de los hombres del líder, serían muchos los que se acercarían al nuevo PSOE. Pero está sucediendo todo lo contrario.

La desbandada no cesa, en este vía crucis de Sánchez se cuenta en las últimas horas con dos nuevas y significativas bajas. La primera, la del parlamentario madrileño Juan Segovia, un dirigente joven "llamado a todo", que abandona la Asamblea y la política para recalar en la actividad privada. Segovia, uno de los hombres fuertes de Susana Díaz en la Comunidad de Madrid, llegó a optar a la Secretaría General del PSOE madrileño, pero fue derrotado por Sara Hernández.

La espantada de Segovia se ha conocido apenas horas después de la de otro histórico socialista, el exdirector general de la Guardia Civil, Joan Mesquida, uno de los referentes del PSOE en Baleares, hombre próximo a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Mesquida, harto de la deriva nacionalista y pancatalanista que Francina Armengol ha dado al partido, deja décadas de militancia en el PSOE. Según algunas fuentes, podría tener ya sobre la mesa una oferta de Ciudadanos para ser su candidato a la Alcaldía de Palma.

 

Joan Mesquida, uno de los referentes históricos del PSOE en Baleares, también da la espantada harto con la deriva nacionalista de su partido.

 

La salidas de Juan Segovia y Joan Mesquida se unen a una larga lista de deserciones anunciadas tras el 39 Congreso Federal y justo después del regreso de Sánchez y los suyos a Ferraz. Con el mismo argumento que Mesquida, anunció su baja del PSC el exministro de Trabajo y exalcalde de Hospitalet, Celestino Corbacho. Según sus propias palabras, indignado por los vaivenes que Iceta ha imprimido al socialismo catalán.

También hace apenas una semana, anunció su retirada política -cuando acabe su mandato como eurodiputado el próximo año- un referente del viejo PSOE, Ramón Jáuregui. Y hace meses hizo lo propio otro de los símbolos del PSE-EE, Eduardo Madina, que abandonó el Congreso para incorporarse a la actividad privada. Poco después también renunció a su escaño otro veterano, el asturiano Antonio Trevín.

Pero no solamente por el ala centrista del PSOE se ha producido la desbandada de dirigentes socialistas. Uno de los referentes de izquierdismo, José Antonio Pérez Tapias, también certificó su abandono de la disciplina de Ferraz. El que fuera rival de Pedro Sánchez en las primeras primarias a las que concurrió ya trabaja desde una plataforma independientes en busca de una colaboración estable con Podemos.

Siguen los disgustos para el líder. Su proyecto no cuaja y parece no convencer ni a unos, ni a otros.

Comenta esta noticia
Update CMP