21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas pulveriza la tentación podemita de Sánchez con una advertencia clara

Arrimadas, una vez más sin pelos en la lengua.

Arrimadas, una vez más sin pelos en la lengua.

La dirigente de Ciudadanos en Cataluña no tuvo pelos en la lengua a la hora de valorar asuntos que escocieron a PP, Podemos, Colau y, sobre todo, a la ambición monclovita del líder del PSOE.

 

Inés Arrimadas, de nuevo sin pelos en la lengua. La “líder de la oposición en Cataluña”, como la presentó el líder de Ciudadanos Albert Rivera, le cantó las cuarenta a los separatistas, al PP y al PSOE. Y sus palabras no cayeron en saco roto porque el lleno fue total en el Salón del madrileño Hotel Villamagna que acogió su participación en uno de los Desayunos Informativos de Europa Press.

Pese a la lluvia y al atasco -que pasaron factura a algunos de sus compañeros como José Miguel Villegas y Miguel Gutiérrez y, sobre todo, a Begoña Villacís-, Arrimadas, arropada por Rivera y por responsables de su partido como Fernando de Páramo, Carlos Carrizosa, Luis Salvador, Ignacio Aguado y la pareja económica naranja formada por Luis Garicano y Toni Roldán, se mostró sorprendida por la audiencia convocada.

Arrimadas no escondió que una gran minoría de catalanes ha desconectado de España

Desde luego, Arrimadas no se anduvo con tapujos. “El desafío separatista en Cataluña es un desafío para todos los españoles. El bloqueo institucional es un desafío para todos los españoles”, aseguró. El diagnóstico de la jefa de filas de Ciudadanos en Cataluña no escondió la realidad: “Hay una gran minoría de catalanes que han desconectado del proyecto común español”.

Ahora bien, entre las causas de esa situación Arrimadas puso en cuestión el hecho de “abandonar la política”. “He echado de menos que el presidente de España no haya acudido a rebatir a los rupturistas”, apuntó. Pero, sobre todo, reprochó, especialmente a Mariano Rajoy, su bloqueo a llegar a un pacto con Ciudadanos en Cataluña.

Para ello puso como ejemplo el acuerdo alcanzado con el PSC para poner coto a los “virajes de partidos constitucionalistas”. “Ciudadanos ha traído al PSC al centro y a la moderación”, explicó, reclamando que “nos gustaría que este acuerdo tuviera el apoyo del partido más votado en las últimas elecciones, el PP”. La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, seguía con atención las palabras de la dirigente naranja.

Después de mandar ese mensaje a Rajoy, Arrimadas repartió algún que otro mandoble más. Uno, a los republicanos catalanes (“El resultado de Ciudadanos en las catalanas es un resultado que nunca jamás ha sacado ERC”); otro, a Pedro Sánchez y sus enjuagues para llegar a La Moncloa (“Si Pedro Sánchez permite que España sea gobernada por Podemos y los independentistas no nos va a tener a su lado”).

Los independentistas no fueron el único blando de sus dardos: Rajoy, Sánchez, Iglesias y Colau los notaron

Tampoco tuvo problemas para ponerle las peras a cuarto a Pablo Iglesias después de que calificase a Ciudadanos de “agresivos y maximalistas”: “Viniendo de dónde viene... Alguien capaz de hablar de cal viva desde el atril del Parlamento”.

Eso sí, reconoció que con Podemos se puede hablar de cuestiones como la eliminación de los aforamientos. La jefa de la oposición en Cataluña recordó también que “Podemos no es un sólo Podemos” y puso de manifiesto las contradicciones internas del proyecto morado.

E incluso tuvo una valoración clara sobre una posible entrada de Ada Colau en la política autonómica catalana: “Para dirigentes de partidos independentistas sería una buena noticia. Es una persona que ha reconocido públicamente que ha votado a la independencia”.

Uno de los momentos en que Arrimadas recibió los aplausos del público tuvo lugar cuando hizo mención a un manifiesto proindependentista que califica a los castellanohablantes en Cataluña como “colonos lingüísticos involuntarios”. “Resulta que yo, que soy andaluza, soy una colona lingüística involuntaria”, se indignó. Y la sala rompió a aplaudir.

 

Comenta esta noticia
Update CMP