28 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La reflexión que hunde a Montero por tratar a las mujeres como "subnormales"

La ministra de Igualdad, Irene Montero, en el Congreso

La ministra de Igualdad, Irene Montero, en el Congreso

Los nuevos proyectos del Ministerio de Igualdad pretender presentar a la mujer como "incapaz" de tomar sus propias decisiones. Esta es la brutal reflexión de María Palmero en Voz Pópuli.

"Irene Montero piensa que las mujeres somos subnormales". Así, sin paños calientes, María Palmero en Voz Pópuli, destroza el feminismo radical en el que milita la ministra de Igualdad, ya que "nos considera medio incapacitadas", por lo que se "afana en guiarnos por lo que ella cree que es el buen camino".

Pero además, a juicio de la autora, "no sólo nos pone en peligro ante el coronavirus a sabiendas", sino que también gasta grandes cantidades de dinero público en "publicar guías que remarquen el retraso evolutivo que tenemos".

De hecho, ha hecho referencia a la última publicación del Ministerio de Igualdad, en la que señala que "las féminas bebemos alcohol y fumamos tabaco para igualarnos a los hombres", una afirmación que lleva a Palmero a sacar la conclusión de que "somos unas completas imbéciles que no sabemos decidir por nosotras mismas", ha dicho.

 

Por ello,  Palmero ha sido contundente: "Las mujeres bebemos y fumamos si nos da la real gana", ya que, a su juicio, el argumento de que estas actividades que "nos estaban vetadas son de la época de nuestras abuelas".

Además, también cuestiona las afirmaciones de Igualdad en las que se señala que "una gran parte de las mujeres hemos sido educadas para dedicarnos a otras personas, relegando nuestras propias necesidades. Parte de nuestro tiempo y nuestras energías se emplean en que personas de nuestra familia se sientan bien y esto, a menudo, provoca una sensación de vacío, de debilidad y de confusión que puede hacerles vivir una situación de vulnerabilidad".

De hecho, asegura que "si una mujer cuida de su familia, será porque les quiere, ¿no? Será porque son su familia, porque es buena persona. ¿Querer a tu familia te provoca vacío, en serio? ¿Acaso amar no te hace ser más feliz? ¿Te hace ser vulnerable? ¿Es mucho mejor que una mujer deje de cuidar a sus hijos? ¿Y el hombre no ha sido educado en pleno siglo XXI para lo mismo?", se pregunta.

Pero esta última cuestión también tiene otro trasfondo, que implica que el hombre "ha sido entrenado por sus padres para ir a buscar alimento para llevarlo a casa de su mujer subnormal, que como es incapacitada se queda en el hogar cuidando de los bebés e hinchándose a beber y a fumar, para ser como su marido. Yo es que alucino, en serio", ha dicho.

Y es que, lo que le "preocupa realmente no sólo es el dinero que se está llevando esta gente por coartar las libertades de los demás y presentarnos a las mujeres como unas auténticas incapacitadas a los ojos de la sociedad, sino que haya mujeres que realmente vean estas cosas bien. Me preocupa cómo se han educado, qué visión tienen del mundo actual y de ellas mismas".

Por ello, espera que "pase esta fiebre feminista y podamos centrarnos en lo que de verdad importa, como, no sé, la pobreza, la economía, la salud, el paro, los delitos o los suicidios, se me ocurre".  Y es que, "en plena crisis del coronavirus y con 3.831.203 desempleados destinar casi medio millón de euros a las tonterías de Montero me parece una broma de mal gusto", ha señalado.

Comenta esta noticia