12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El fiscal del caso Nóos le hace una jugarreta al Rey Felipe e incendia Zarzuela

El Supremo va a dar a conocer esta semana la sentencia contra Urdangarín y lo enviará a prisión. Por eso en la Casa Real están que trinan con el fiscal Pedro Horrach y su ataque a Felipe VI.

En el Palacio de la Zarzuela reina la preocupación -aunque el peor escenario está asumido ya hace tiempo- ante la inminente decisión del Tribunal Supremo sobre el caso Nóos, que se va a conocer esta misma semana y que, previsiblemente, va a acabar con Iñaki Urdangarin en la cárcel.

Tras meses de largos e intensos debates, la mayoría de los magistrados se inclinan por mantener las penas que la Audiencia Provincial de Baleares decretó el 17 de febrero del año pasado:  6 años de prisión para el cuñado del Rey Felipe VI por cinco delitos, prevaricación, falsedad en documento público, malversación, tráfico de influencias, más dos delitos fiscales.

Pero lo que ha provocado notable malestar en Zarzuela es la irrupción, en un momento tan sensible para la Jefatura del Estado, del fiscal del caso, Pedro Horrach. Horrach ha roto su silencio y ha concedido este lunes una entrevista a Carlos Alsina en Onda Cero en la que ha puesto al Rey en el centro de la polémica.

A su juicio, la inviolabilidad de la que goza el Jefe del Estado, y que blinda el artículo 56 de la Constitución, debería estar sujeta a "límites determinados" tras la implicación de la Corona en el caso Noós

"Me parece que cualquier inviolabilidad o inmunidad debería estar sujeta a unos límites determinados, en este caso no hay límite alguno. No todo se puede realizar, no todo es permisible" ha señalado Horrach , sin matizar que este escándalo se produjo durante el reinado de Juan Carlos I y que su hijo expulsó a la Infanta Cristina y Urdangarín de la Familia Real y revocó su título de Duques de Palma.

Pero Horrach no se ha quedado ahí y ha asegurado que la Monarquía es una institución "anacrónica", "obsoleta" y que va a "desaparecer".

 

Urdangarin y la Infanta Cristina van a afrontar en las próximas horas su momento personal más delicado.

 

"Máximo respeto a las decisiones de la Justicia. La ley es igual para todos", zanjan a ESdiario fuentes de la Casa Real, que reconocen que el Monarca lleva meses preparando la respuesta -esa apelación al respeto y la independencia judicial- a la sentencia contra el antiguo Duque de Palma.

Además, las fuentes consultadas no descartan una nueva ofensiva para forzar que la Infanta Cristina renuncie por fin a sus derechos sucesorios. Sería solamente un gesto, pero un gesto que muchos de los más estrechos colaboradores de Felipe VI consideran "imprescindible" en la actual coyuntura.

Otra cosa es la preocupación que estas mismas fuentes admiten y que anticipa la reacción que la entrada en prisión de Urdangarin pueda tener para la imagen de Felipe VI. Y la utilización, en este momento político tan convulso, que la izquierda y los independentistas van a hacer de este desenlace, apenas dos semanas después del impacto generado por la sentencia de la Gürtel.

Comenta esta noticia
Update CMP