La solución de Compromís al maltrecho sector turístico: más impuestos

Fran Ferri

Fran Ferri

La coalición, con la excusa de la Sanidad, plantea una tasa turística en la Comunitat en un momento en el que el sector está destrozado por la pandemia.

Que el sector turístico en la Comunitat Valenciana es una de nuestras principales fuentes de riqueza no es ningún secreto. Y que los hoteles y la hostelería han sido de los sectores que más están sufriendo la crisis económica tras estar meses cerrados y luego con un verano a medio gas, tampoco. Lo que ha sorprendido es que un partido que forma el Gobierno del Botànic como Compromís saque ahora a relucir el debate de imponer una tasa turística, una medida que hundiría todavía más al sector en este momento tan delicado. 

Compromís, con la excusa de tener más presupuesto para Sanidad, propone toda una batería de nuevos impuestos, que como pasa muchas veces en estos casos, acaban pagando los ciudadanos o sectores afectados por la crisis como el turismo. Tal y como ha explicado su portavoz, Fran Ferri, la coalición propone nuevos tramos del IRPF, un impuesto a los pisos vacíos, otro a las bebidas azucaradas y más impuestos a las compañías eléctricas. 

Tras esta “primera fase de impuestos” como la ha calificado Ferri, vendría una segunda fase donde se incluiría la polémica tasa turística -no es la primera vez que la izquierda pone encima de la mesa esta tasa, pero nunca ha llegado a aprobarse- y aumentar el impuesto sobre el patrimonio.

Ferri ha justificado estos impuestos en que “no es el momento de hablar de recortes a los servicios públicos. Es el momento de fortalecerlos, y exigir que de una vez por todas, quienes más tienen más paguen. Es el momento de actuar con valentía contra la emergencia climática. Esta crisis no la pueden pagar los de siempre”. Debe ser que para Ferri el sector turístico, uno de los más azotados por la crisis del covid, es de “los que más tienen” según sus palabras.

El PP, por contra, apunta en sentido contrario. De este modo el PP de Valencia a través de su concejala Paula Llobet ha pedido una rebaja de impuestos a los hoteles. Llobet ha expresado que “Ribó no puede hacer oídos sordos a la petición de los hoteleros y debe aprobar una rebaja de impuestos para aliviar a un sector que agoniza” 

La concejal popular lamenta la inacción del Gobierno de Compromís y PSPV: “Llevamos meses exigiendo que reaccione y la parsimonia que están demostrando es desesperante. Estamos hablando de muchas familias que se van a quedar en el paro si la Administración no les da facilidades”y ha recordado que que durante la pandemia el gobierno municipal ha recaudado más de 53,6 millones en IBI comercial, industrial, al ocio y hostelería y espectáculos y se ha negado a implantar bonificaciones e incentivos. 

Captura_de_pantalla_2020-10-02_a_las_135751

 

Comenta esta noticia
Update CMP