04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un juez se atreve al fin a encarcelar a un Pujol tras años de impunidad

Jordi Pujol Ferrusola, en una de sus visitas a la Audiencia Nacional.

Jordi Pujol Ferrusola, en una de sus visitas a la Audiencia Nacional.

Esta vez sí. El magistrado de la Audiencia Nacional ha admitido la petición de la Fiscalía Anticorrupción y decide prisión incondicional para el hijo mayor del expresidente.

Una cierta sensación de impunidad se había instalado hasta ahora en la sociedad española respecto a las andanzas, durante décadas, de los hijos del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol. Y es que dirigentes políticos de otros partidos vinculados a casos de corrupción por delitos de mucha menor cuantía habían ingresado en la cárcel apenas ser detenidos.

En el caso que afecta al mayor de los Pujol era aún más grave. Los fiscales Anticorrupción que llevan años intentando desentrañar la espesa trama delictiva del clan se lo habían advertido al juez José de la Mata. Tras declarar en dos ocasiones en la Audiencia Nacional, los agentes de la UDEF tenían constancia de que Pujol Ferrusola seguía moviendo los millones defraudados por diversos paraísos fiscales con total impunidad.

De hecho, como informó ESdiario el 24 de febrero, los agentes hallaron un documento que fijaba el sistema del reparto del dinero defraudado en la trama del 3% de la obra pública de la Generalitat entre los diversos hijos del matrimonio formado por Jordi Pujol y Marta Ferrusola.

Pero este martes, se acabó la impunidad para la familia Pujol. El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha acordado, a petición de los fiscales Anticorrupción Belén Suárez y Fernando Bermejo, la prisión incondicional de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol, por la evasión fuera de España de grandes cantidades de dinero desde 2012, año en que comenzó la investigación en este órgano judicial por el origen presuntamente irregular de la fortuna familiar.

Demoledores argumentos

La prisión provisional, según explica el magistrado, "tiene como primera finalidad evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de pruebas", y "se ha materializado el peligro fundado y concreto de ocultación de fuentes de prueba" que ya apreció De la Mata en la última declaración de febrero de 2016.

Por otra parte, la medida busca "conjurar el riesgo de reiteración delictiva" y resulta proporcionada a la gravedad de los hechos". "Resulta estrictamente necesaria, sin que tenga, desde luego, finalidad punitiva alguna o se imponga para causar perjuicio personal o profesional al investigado", añade.

Según recuerda el juez en su auto, la investigación desplegada tiene por objeto la comprobación de la posible participación de los implicados, entre los que se encuentra Jordi Pujol Ferrusola "en hechos supuestamente constitutivos de delitos graves". Cita concretamente falsedad documental, blanqueo de capitales, delito contra la Hacienda Pública y organización criminal.

Además, añade que la gravedad de las conductas investigadas en este caso exige garantizar que el Juzgado pueda realizar un control más efectivo "visto que el practicado hasta ahora ha resultado insuficiente". De hecho, apunta a que Pujol Ferrusola sigue moviendo dinero a través de sociedades radicadas en México, Estados Unidos y Argentina, entre otros.

Pujol Ferrusola ya declaró ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 en febrero de 2016 y fue entonces cuando, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, le retiró el pasaporte, le prohibió salir del país y le impuso comparecencias periódicas.

Anticorrupción había solicitado este martes prisión incondicional para Pujol Ferrusola, tras prestar declaración durante cuatro horas por la evasión fuera de España de grandes cantidades de dinero desde 2012, año en que comenzó la investigación en la Audiencia Nacional contra el clan por el origen de su patrimonio.

El juez De la Mata considera probado que la familia llevó a cabo una estrategia "insistente y continuada" de despatrimonialización para sustraer capitales de la acción de la Justicia. Los delitos por los que está imputado desde entonces son los de blanqueo continuado de capitales, fraude fiscal y falsedad documental.

Comenta esta noticia