Los CDR catalanes pueden perjudicar seriamente a la Ford valenciana

Ojo al dato: los cortes de la AP7 perjudican especialmente a la Ford de Almussafes en un momento muy delicado, en el que la compañía decide su futuro en Europa.



Los cortes de tráfico que los autodenominados Comité de Defensa de la República (CDR) han provocado este fin de semana en la AP7 a la altura de L'Ampolla (Tarragona) y que amenazan con repetir perjudican especialmente a las empresas valencianas. Sobre todo a Ford Almussafes, cuyo futuro pende de unos pocos hilos tras los anunciados recortes de la compañía en Europa.

Como es sabido, la actuación de los CDR en la autopista no fue impedida por los Mossos d'Esquadra, tras haber sido estos puestos en solfa por el propio president Quim Torra por la represión de incidentes en Gerona y Tarrasa. A las industrias catalanas esos cortes de tráfico en el sur de Tarragona no les afectan significativamente. Desde luego no a la Seat de Martorell. Pero a las valencianas, y más concretamente a la Ford, sí. Y mucho.

En el caso de la automovilística de L'Horta afecta al aprovisionamiento logístico y a sus exportaciones. Y el momento es muy delicado porque la compañía americana está estudiando el cierre de una de sus plantas europeas. Fuentes próximas a la empresa barajan los nombres de Saarlouis y Almussafes.

La factoría valenciana es más eficaz y productiva, pero no es descabellado pensar que el “riesgo logístico” por las actuaciones de los CDR pueda acabar por inclinar la balanza. Actualmente las empresas automovilísticas funcionan con stocks pequeños en planta gracias a la logística “Just in time”, que resulta imposible de aplicar si se cortan los accesos y la planta se ve obligada a parar la producción. La Ford valenciana fabrica coche y medio por minuto, unos 2.000 al día.

El sistema Just in Time se basa en la permanencia de los componentes durante menos de un día en planta antes de ser ensamblados, por lo que estar más de una jornada sin suministros puede paralizar la factoría y el parque de proveedores, según fuentes conocedoras de esta metodología.

Se calcula que alrededor del 80% de los componentes para Ford y su parque logístico en Almussafes viene de proveedores alemanes, y llega fundamentalmente por la AP7 en unos 200 camiones al día. Ford carga por sistema 6.000 euros por minuto a cualquier proveedor que no consiga hacer llegar a tiempo su material, con lo que una actuación descontrolada de los CDR catalanes puede suponer cuantiosas pérdidas en toda la cadena.

 

Comenta esta noticia
Update CMP