08 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cristina Pardo tira la "credibilidad" de Sánchez "por un sumidero" y le remata

Pedro Sánchez y Cristina Pardo.

Pedro Sánchez y Cristina Pardo.

La periodista ha recogido el guante de lo que se cuece en los mentideros políticos en las últimas horas y lo ha puesto sobre la mesa sin ningún tipo de reservas o cortapisas. No hay dudas.

Este miércoles no se habla de otra cosa en las columnas de opinión y análisis políticos que de la ronda de contactos telefónicos de Pedro Sánchez como excusa para poder hablar con Quim Torra y Cristina Pardo también ha aprovechado la suya en El Periódico para hacer lo propio.

La periodista recurre a la mítica frase de Groucho Marx para definir lo del presidente en funciones pero todavía le da una vuelta de tuerca: "Estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros para esta tarde. Pero es que si no le gustan, los cambio para mañana. Y así".

Porque Pardo "cree que no queda nada de lo que ha dicho Sánchez en su corta vida política que no haya sido enmendado a la totalidad por el propio Sánchez".

Amén de que el PSOE se reuniera el martes con Bildu y su líder hablara por teléfono con Torra, recalca "el desconcierto que genera cada día, ¡cada día!, el actual presidente del Gobierno en funciones" porque "su renuncia a hacer lo que dice es ya un rasgo atribuible a su personalidad y otro clásico de los tiempos gelatinosos que nos ha tocado vivir".

No en vano, recuerda, hace pocos meses, compareció ante los medios para negar que el Partido Socialista de Navarra fuera a pactar con Bildu (ejem) y para dejar muy claro, en ese tono serio y solemne que le caracteriza, que en el PSOE “con Bildu no se acuerda nada”.

Sin embargo, ahora sus representantes se reúnen con la izquierda aberzale en el marco de las negociaciones de investidura; algo que no había ocurrido nunca en la política nacional. Pero es que al mismo tiempo, estaba llamando por teléfono al presidente de la Generalitat y todo el mundo sabe que no era un contacto más de la ronda.

Nada ha cambiado en el president desde que Sánchez estaba en campaña electoral y optaba por no cogerle el teléfono pensando que esa línea dura podía ayudarle a ganar las elecciones: "Está siendo incoherente una vez más", resume Pardo que desearía no tener un "líder político tan voluble en sus opiniones sobre asuntos de Estado".

Aquí recuerda que "prometió traer a España a Puigdemont e ilegalizar los referéndums, se negaba a negociar su investidura con los independentistas, quiso impedir la entrada de Unidas Podemos a ministerios importantes para poder conciliar el sueño y, si echamos la vista mucho más atrás, recuerdo que Sánchez también aseguró hace años que lo primero que iba a hacer si llegaba a La Moncloa era derogar la reforma laboral".

Para la periodista y presentadora, es evidente que sus opiniones y sus prioridades han cambiado: "Soy de las que piensa que si consigue ser investido, Sánchez modificará otra vez su forma de actuar. El capital más importante que tiene un político es la consistencia de su palabra. Supongo que ser presidente vale su peso en oro, pero nada puede funcionar bien a la larga cuando has tirado toda tu credibilidad por el sumidero". 

Comenta esta noticia
Update CMP