06 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Interior vigila los foros de guardias civiles y policías por miedo al motín

La confianza entre Marlaska y la Guardia Civil está quebrada.

La confianza entre Marlaska y la Guardia Civil está quebrada.

Alguno de los moderadores ha pedido incluso prudencia a los usuarios sabiéndose monitorizados por un Gobierno del que desconfían. Y es mutuo. "Nunca seremos los soplones del Gobierno".

Guardias civiles y policías nacionales se sienten observados. O mejor dicho: se saben observados. El Ministerio del Interior ha reforzado la monitorización sobre los foros que habitualmente utilizan los agentes ante la escalada de tensión por la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos y las que vinieron después. 

El Gobierno se delató este miércoles en El País, donde fuentes gubernamentales hablaban de la "agresividad que se destila en foros internos" desde hace semanas; y, en especial, a propósito de las "injerencias" del ministro Fernando Grande-Marlaska.

El moderador de alguno de esos foros incluso ha pedido reiteradamente a sus usuarios que se abstengan, "más en el caso actual que nos acontece", de hacer cualquier acusación que pueda traer problemas. 

 

Ello después de algunos mensajes subidos de tono como estos:

 

O como estos en un foro de la Policía Nacional, adonde ha llegado también el movimiento sísmico: 

 

"Nunca seremos los soplones del Gobierno. Pretenden convertir a nuestras unidades de investigación en chivatos del Gobierno y eso ningún guardia civil lo va a consentir", proclaman desde la Asociación Profesional de Suboficiales de la Guardia Civil.

El ambiente está muy crispado, y ni el desbloqueo del tercer tramo de la equiparación salarial prometida y comprometida en 2018 ha servido para rebajar la tensión. A principios de marzo, el PSOE y Unidas Podemos utilizaron su mayoría en la Mesa del Congreso para impedir el debate parlamentario de una iniciativa legislativa popular avalada por medio millón de firmas pidiendo la equiparación. Hubo incluso una concentración a las puertas del Congreso. Ahora esto. Que además, en palabras de la Asociación PRO Guardia Civil es una "equiparación fake". 

La desconfianza es mutua. Guardias civiles y policías nacionales consideran que éste es un Gobierno "hostil" en lo que se refiere al menos a la parte de Podemos, cuyos principales dirigentes nunca han mostrado demasiadas simpatías hacia los uniformados.

Y aun así la Guardia Civil ha guardado siempre un escrupuloso silencio sobre el dispositivo de seguridad montado permanentemente a las puertas del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar, que se vio aumentado en fechas recientes debido a los escraches frente a las viviendas de varios ministros. Los agentes incluso recibieron orden de prohibir el acceso a la calle del vicepresidente segundo salvo a los residentes. 

 

Y en el Ejecutivo no ha gustado la reacción airada de la Guardia Civil, al grito de "el honor es mi divisa". Observan y vigilan desde la distancia prudencial. No obstante creen en La Moncloa que ahora es momento de intentar rebajar la tensión, aunque reconocen que la herida estará abierta tiempo.

Además por las redes sociales se está moviendo esta convocatoria para el sábado frente a los cuarteles de la Guardia Civil, de la misma manera que el martes varias decenas de personas se concentraron ante el de Tres Cantos en apoyo de Pérez de los Cobos:

Y todo en medio, aún, de una situación de excepcionalidad como lo es el estado de alarma, que el Gobierno intentará prorrogar por sexta vez la próxima semana.

Comenta esta noticia