Antifraude detecta injerencias de un asesor de Ribó en materia de urbanismo

Plaza de la Reina de Valencia.

Plaza de la Reina de Valencia.

Según el informe, el asesor de urbanismo habría intervenido en la redacción del proyecto de la plaza de la Reina para introducir modificaciones en los pliegos de contratación.

La Agencia Valencia Antifraude ha dictaminado que un asesor del alcalde Joan Ribó intervino sin justificación alguna en los pliegos del concurso del proyecto de peatonalización de la plaza de la Reina; unas funciones que por ley corresponden al personal funcionario.

Según han informado, el asesor de Ribó, no acreditado para estas actividades, eliminó determinados planos que formaban parte del proyecto ganador del concurso de ideas de 1999 organizado por el Colegio de Arquitectos, así como modificó e introdujo nuevos criterios de puntuación, en aspectos como el "Análisis y valoración de los principios compositivos del Proyecto ganador del concurso organizado por el COACV en 1999".

En su momento el Partido Popular denunció las irregularidades ante la Agencia Antifraude. De esta manera, en 2018 dicha entidad abrió una investigación al existir indicios sobre una posible injerencia por parte de un asesor de alcaldía en la redacción del proyecto de remodelación de la plaza de la Reina. 

Al respecto, la portavoz del Partido Popular, Mª José Catalá ha afirmado que lo ocurrido "confirma todas sus sospechas" y ha exigido explicaciones al alcalde Joan Ribó, porque esta suplantación en las funciones afecta a la base de la licitación.

"Pedimos que Ribó aclare qué pretendía desde Alcaldía con los cambios en los criterios de valoración de las ofertas, porque para eso, los técnicos municipales defienden mejor que el alcalde la objetividad en un procedimiento abierto. Queremos saber es cuál era su verdadera intención", ha afirmado. Desde el PP piden que se den explicaciones y se asuman las responsabilidades jurídicas.

Asimismo, Catalá ha considerado "muy grave" que desde el Servicio de Movilidad, dirigido por Giuseppe Grezzi, se diera validez a las modificaciones que el asesor de Ribó introdujo a los pliegos de condiciones de un concurso público de un proyecto que tenía como precio de licitación inicial de 9,6 millones de euros.  

La portavoz popular también ha denunciado el "ocultismo" al negar el acceso del PP al expediente del concurso de la plaza de la Reina. Una negativa que, según indica Catalá, motivó la presentación de una queja a la Defensora del Pueblo.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP