16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las imágenes más impactantes de los heridos en el homenaje de Francia

Cientos de heridos acompañan al presidente en el homenaje a los fallecidos y la ciudad viste sus calles con la bandera tricolor para recordar que la música seguirá sonando siempre en Francia

El presidente Francés, François Hollande, se mostró emocionado y contundente ante las familias de las víctimas de los atentados de París. "Francia hará todo lo posible por destruir al ejército de fanáticos que cometió esos crímenes", prometió durante el homenaje a las 130 personas que perdieron la vida y a las 350 que resultaron heridas. La ceremonia se celebró en uno de los monumentos más importantes de París, Les Invalides, normalmente reservado a honores militares. 

Envueltos en un patriotismo digno de admiración, el pueblo francés enarboló la bandera tricolor y cantó el himno republicano para demostrar que nada ni nadie acabará con ellos si se mantienen unidos. "Los terroristas odian la música y la alegría de vivir. Les responderemos multiplicando las canciones" afirmó Hollande recordando que la ya conocida como generación Bataclan se ha convertido en el emblema de Francia. 

Superar juntos el horror

La imagen de los cientos heridos que acudieron al homenaje, algunos de ellos en silla de ruedas o incluso en camilla, sobrecogió al mundo que guardará para siempre el significado de este momento en la memoria colectiva. Los agentes especiales que asaltaron Bataclan también quisieron acompañar a los más de mil participantes que acudieron al acto para mostrarles su respeto. 

La canción Cuando no se tiene otra cosa que el amor de Jacques Brel se convirtió en un canto a la vida mientras en una pantalla gigante se sucedieron las fotos de las víctimas de los yihadistas. Uno a uno y en un momento de máxima solemnidad se leyeron los nombres y las edades de los fallecidos entre los que se encontraban los de varios ciudadanos de origen español. 

Respeto a las familias

Todos los nombres menos dos. Familiares de dos de las víctimas de los ataques yihadistas descartaron su participación en los actos y rechazaron los honores del Gobierno francés. A través de Facebook, la hermana de uno de los fallecidos en la sala Bataclan, François-Xavier Prévost, responsabilizó de la muerte de su hermano al Gobierno porque no hizo nada tras los ataques contra el semanario satírico Charlie Hebdo y el supermercado kosher.

El presidente francés clamó visiblemente afectado: "No cederemos ni al miedo ni a la cólera" y recordó que "los que cayeron el 13 de noviembre encarnaban nuestros valores. Hay que defender la libertad cada día". 

La fraternidad fue una vez más el elemento aglutinador de un país que no piesa olvidar el terror que les han hecho vivir. "Una horda de asesinos ha matado a 130 de los nuestros en nombre de una causa absurda y de un dios traicionado" dijo Hollande antes de dar paso a un coro del Ejército que cantó la Marsellesa en un versión extendida e hizo saltar las lágrimas a muchos de los allí congregados por el respetuoso recuerdo a las víctimas. 

Las banderas se agotaron en París

Los franceses engalanaron París con banderas del país para responder a la petición de su presidente el pasado miércoles. Con este gesto los parisimos muestran que las palabaras del jefe del Estado son más ciertas que nunca: "Francia estará de vuetro lado, reuniremos fuerzas para aplacar el dolor". "Francia seguirá siendo ella misma, como los desaparecidos la amaban y como habrían querido que siguiera siendo" expresó Hollande animando a seguir a pesar de los dificiles momentos que atraviesa la nación. 

Al acto asistieron el primer ministro de Francia, Manuel Valls, y todo el Gobierno así como los presidentes de las cámaras del Parlamento, la líder del Frente Nacional, Marie Le Pen, y el expresidente y líder de Los Republicanos, Nicolás Sarkozy

Comenta esta noticia
Update CMP