El cantante de Los Inhumanos y testigo letal en el caso Blasco también deja FGV

La consellera Salvador con el gerente de FGV, el responsable de Comunicación y ex director de Atención al Cliente, Francesc Romeu.

La consellera Salvador con el gerente de FGV, el responsable de Comunicación y ex director de Atención al Cliente, Francesc Romeu.

La consellera María José Salvador se ha ganado un capítulo en la historia de la Generalitat no tanto por su gestión sino por ser la responsable de la empresa pública en la que se han producido el mayor número de dimisiones y deserciones en el autogobierno valenciano. Supera la cifra de la cuarentena en tres años, según fuentes sindicales. Una muestra del clima laboral que se respira en Ferrocarrils de la Generalitat y, al mismo tiempo, la confirmación de lo que anunció la consellera nada más llegar al cargo: "Voy a dar la vuelta a FGV como si fuera un calcetín". Un calcetín, por lo visto, repleto de roturas, incluida investigación en fiscalía por presuntos amaños de contratos, tal como adelantó en exclusiva EsdiarioCV.

La última dimisión en el equipo de dirección dada a conocer en las últimas horas resulta llamativa. El responsable de atención al cliente y marketing ha decidido regresar a su puesto en la Administración autonómica. Sergio Aguado venía a ocupar en la práctica el hueco que había dejado en julio Francesc Romeu, ex portavoz de los socialistas valencianos.

Aguado, licenciado en derecho, fue uno de los testigos clave en el juicio contra el ex conseller, Rafael Blasco, que sigue en la cárcel de Picassent, tras ser condenado por el caso de Cooperación.

El funcionario se negó a ceder a las presiones del entonces conseller para conceder una subvención millonaria a la Fundación Cyes. De hecho, Blasco fue condenado por el trato de favor a dicha fundación a la que la Conselleria de Cooperación adjudicó 1,8 millones de euros para proyectos en Nicaragua, de los que sólo 43.000 euros llegaron a su destino.

Repescado por FGV

Tras ser cesado como jefe de área de la entonces conselleria de Solidaridad, Sergio Aguado recaló en FGV, a instancias de la ex gerente Marisa Gracia, para desarrollar diversos programas de modernización que estaban diseñados y algunos de ellos aprobados por la empresa en la pasada legislatura. 

Funcionario de reconocimiento, Aguado es un personaje de gran  popularidad al ser el cantante del  "gamberro" grupo musical Los Inhumanos, además del autor de canciones tan populares como "Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000"o "Me duele la cara de ser tan guapo". También ha publicado varios libros con un singular toque de humor.

Al margen de los cuestiones que afectan a los trabajadores y al organigrama, un nuevo escándalo afecta a FGV. En marzo pasado se aprobaba la Ley de Seguridad Ferroviaria. Medio año después, sigue sin desarrollarse la Agencia Valenciana de Seguridad Ferroviaria, el organismo independiente que debe velar y poner las condiciones de seguridad del sistema de transporte ferroviario y tranviario de competencia de la Generalitat.

 

 

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP