16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Descubre los 7 mejores trucos de belleza caseros

En ocasiones, tu mejor secreto de belleza se esconde en tu frigorífico

En ocasiones, el mejor tratamiento de belleza lo tenemos en nuestro frigorífico o en la despensa, si no nos crees presta atención al siguiente artículo en el que te contamos cómo hidratar o exfoliar tu piel sin tener que salir de casa.

-Hidrata tu pelo

Si quieres conseguir una mascarilla capilar casera súper efectiva, tritura un aguacate y mézclalo con tu acondicionador habitual. Te quedará una melena perfecta, recuerda que el aceite de aguacate y el de coco son los únicos que penetran en la fibra capilar y son capaces de repararla.

-Elimina los puntos negros

Tu mejor aliado para eliminarlos de la piel es el zumo de limón. Aplícalo directamente en tu piel con la ayuda de un poco de algodón.

-Exfolia tu piel

Mezcla tres cucharadas soperas de miel con una de azúcar moreno. Remueve bien y frota tu cuerpo con esta mezcla. Después, aclara bajo la ducha. Notarás tu piel mucho más suave.

-Acaba con las ojeras

Si tienes en la nevera yogur griego te resultará sencillo que nadie note que has pasado una mala noche. Aplícalo fresquito a modo de mascarilla debajo de los ojos y déjalo actuar durante unos minutos.

-Hidrata tus pestañas

Aplica vaselina neutra sobre las pestañas para hidratarlas. De hecho, para o castigarlas tanto con el maquillaje, es bueno que alternes de vez en cuando este truco con tu máscara de pestañas habitual, notarás el cambio.

-Cutículas hidratadas

Las cutículas son un problema si queremos mantener una manicura bonita. Y como cortarlas y empujarlas puede provocar infecciones y heridas, mejor mantenerlas a raya con un buen hidratante. El aceite de oliva virgen extra es uno de los mejores, sin duda.

-Remedio contra la celulitis

Es un truco un poco viejo, pero si algunas cremas anticelutíticas incorporan este ingrediente, por algo será. Muchas mujeres incorporan un poco de café molido a su gel de ducha habitual para realizar una exfoliación suave de las zonas más problemáticas. Después, vuelve a limpiar tu piel con el mismo gel con el que has mezclado tu café, pero esta vez solo, para eliminar el aroma.

Comenta esta noticia
Update CMP