22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La impresentable lección de 'pacifismo' que ha querido dar uno de los Jordis

Cuixart ha condenado la violencia en los disturbios pero al mismo tiempo la ha querido justificar empleando el argumento más vergonzoso en el gran altavoz separatista de TV3.



 

 

Con una sola soflama, apenas una veintena de palabras, Jordi Cuixart ha justificado sobradamente, hasta dejarla de lo más corta, la condena de prisión que le ha caído esta semana.

Y es que presidente de Òmnium Cultural ha defendido, ni corto ni perezoso, que "paralizar el país forma parte de los derechos que tiene la gente para mostrar su disconformidad ante las decisiones de los poderes del Estado".

Eso sí, dice condenar la violencia en los disturbios tras la sentencia del Tribunal Supremo que le condenó a nueve años de cárcel. Un verdadero disparate expresado y servido en horario de máxima audiencia en 'Faqs' uno de los programas estrella de ese gran altavoz del separatismo que es TV3.

 

 

Cuixart, cómo no, se siente una víctima y hace ostentación de ello. "Humildemente, creo que condenándonos a Jordi Sànchez y a mí están condenando a la parte de la sociedad catalana que sigue movilizada. Por lo tanto, la respuesta desde la sociedad civil solo puede ser la reincidencia", ha dicho en unas declaraciones a la televisón pública catalana, la primera desde que se hizo público el fallo.

 

Cuixart ha mantenido que el movimiento soberanista vive "una crisis de crecimiento", pero que tienen muy claro que los objetivos de sus movilizaciones son la amnistía, la autodeterminación y la búsqueda de una solución política.

 

Comenta esta noticia
Update CMP