12 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tres funcionarios hartos de callar delatan a Forcadell ante una juez

Sobre Carme Forcadell pesan presuntos delitos de prevaricación, malversación y desobediencia.

Sobre Carme Forcadell pesan presuntos delitos de prevaricación, malversación y desobediencia.

La presidenta de la Cámara catalana conservará su puesto pese a la aplicación del artículo 155, pero nadie duda de su papel crucial en el procés, como han evidenciado estos tres testigos.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se ha salvado a priori de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que será aprobada el viernes por el Senado si nada cambia.

A diferencia de Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y los consejeros del Govern, Forcadell mantendrá su puesto, aunque vigilada muy de cerca por el Gobierno y con sus funciones limitadas al cumplimiento de la legalidad. 

Que Forcadell no vaya a ser destituida en aplicación del 155 no quiere decir que no tenga un papel crucial en el procés

No obstante nadie a estas alturas duda del papel protagonista de la expresidenta de Òmnium Cultural en el procés y especialmente en dos fechas clave.

Se trata de los días 6 y 7 de septiembre, cuando bajo su batuta el Parlament aprobó dos leyes claramente inconstitucionales -la del referéndum y la de transitoriedad- que además metió en el orden del día con calzador. Y sin derecho a queja por parte de la oposición.

Aquello motivó que la Fiscalía se querellara contra Forcadell y los demás miembros de la Mesa del Parlament pertenecientes a Junts pel Sí y la CUP por prevaricación, malversación y desobediencia, querellas que actualmente investiga la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Maria Eugènia Alegret.

En el marco de dicha instrucción en las últimas horas han declarado ante la magistrada, en calidad de testigos, el letrado mayor del Parlament, Antoni Bayona; el secretario general, Xavier Muro; y la secretaria de los servicios jurídicos de la Cámara catalana, Elisabet Riambau

El testimonio de los tres, que ha tenido muy poco hueco en la prensa catalana y ninguno en la independentista, es gravísimo para Forcadell. No en vano revela un cúmulo de atropellos e ilegalidades cometidas por la presidenta del Parlament. 

En su declaración, los letrados del Parlament afirmaron que advirtieron de forma "permanente" a Forcadell y a la Mesa de que contravenían al Tribunal Constitucional y al Consejo de Garantías Estatutarias.

Forcadell no dejó hablar a los letrados para advertir de la ilegalidad en la que se estaba incurriendo

Según los letrados, en varias de las más de 20 reuniones que mantuvieron la Mesa y la Junta de Portavoces con motivo de la aprobación de las leyes de transitoriedad y referéndum, Forcadell directamente les impidió intervenir para informar a los asistentes de las responsabilidades en que podían incurrir por desobedecer al Tribunal Constitucional. Pese a que la oposición intentó que les dejaran hablar. 

Y lo que es más grave. El secretario general del Parlament contó a la juez Alegret cómo se negó a firmar el proyecto de ley del referéndum por ser inconstitucionalidad y Forcadell se saltó a la torera las normas y ordenó que fuera publicada sin contar con la necesaria rúbrica de Xavier Muro.

Difícil defensa tiene Forcadell

Comenta esta noticia
Update CMP