30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Donald Trump ya roza la victoria con una bronca histórica en Estados Unidos

Donald Trump, en la víspera de las votaciones

Donald Trump, en la víspera de las votaciones

Con el recuento provisional y entre acusaciones de fraude a los demócratas, el líder republicano vuelve a destrozar las encuestas y se aproxima a un nuevo triunfo.

Hace cuatro años, Hillary Clinton sacaba cuatro puntos en las encuestas a Donald Trump. Y hasta ayer, los sondeos doblaban esa distancia a favor de su nuevo rival, el también demócrata Joe Biden. Pero todo indica que, de nuevo, la sorpresa lleva su marca y la demoscopia no refleja la realidad del voto americano.

"Hemos ganado las Elecciones", ha anunciado ya el propio Trump antes de que termine el recuento de votos, algo que puede tardar hasta tres días o más con el conteo de los 90 millones de votos por correo y la polémica política, judicial y tal vez hasta callejera que el presidente en vigor ha alimentado al denunciar, junto a su éxito provisional, un intento de su contrincante de "robarle" la victoria.

 

 

Lo cierto es que si al final Trump gana, y Pensylvania tiene la última palabra y de momento le es muy favorable, los cimientos del progresismo americano, europeo y español se conmoverán de algún modo. Las caras de velatorio de los analistas y políticos contactados en el especial de Antonio García Ferreras en La Sexta son un indicio de la mala digestión que tendría la reedición de Trump en la Casa Blanca.

La falsa equidistancia de Moncloa

Oficialmente el PSOE ha intentado mantener la equidistancia entre Trump y Biden, pero todo la diplomacia internacional es consciente de la apuesta de Pedro Sánchez por el aspirante demócrata. Podemos lo ha disimulado menos, y su alineamiento contra los republicanos se parece más al discurso de Maduro en Venezuela que al de un partido de Gobierno en España.

Solo VOX ha apostado con nitidez por Trump, cuya estela ideológica y casi gestual sigue al milímetro. La resaca de América en Europa y España será pues más intensa que nunca. De momento, Trump está por delante y su batalla americana tiene aspecto de ser la avanzadilla de una "guerra cultural" y comercial que en realidad se libra en todo el mundo.

(Habrá ampliación)

Comenta esta noticia
Update CMP