24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La escalofriante denuncia de la propia Policía de otro "Ayuntamiento del cambio"

La propia Policía Local de Alcalá de Henares denuncia la chapucera improvisación de la seguridad y el tráfico en un evento con miles de espectadores "en plena alerta terrorista 4".

Es uno de los "Ayuntamientos del cambio" más polémicos de España, con medio equipo de Gobierno imputado y el propio alcalde, el socialista Javier Rodríguez Palacios, a punto de juicio oral por prevaricación. Se trata de Alcalá de Henares, donde gobiernan PSOE y Podemos de sobresalto en sobresalto.

El penúltimo, en uno de los días más señalados en el calendario: la Cabalgata de Reyes, en la que miles de niños se echan a la calle con sus padres para ver a Sus Majestades desfilar por las calles de la única Ciudad Patrimonio de la Humanidad de la Comunidad de Madrid. O no, esta vez, si hacen caso a la mismísima Policía Local del municipio, que ha emitido un inquietante mensaje de alarma sin precedentes conocidos en ninguna ciudad española.

 

Y es que, según el sindicato CPPM, uno de los más relevantes del Cuerpo, el "Gobierno del cambio" no ha previsto ningún despliegue con antelación para regular el evento profesionalmente "en plena alerta terrorista" de nivel cuatro.

El panorama que describe el Cuerpo es increíble: ni el alcalde ni sus delegados en la Policía han organizado un dispositivo con tiempo para atender la Cabalgata, improvisando una respuesta chapucera en el último momento que pone los pelos de punta a los propios policías.

"Alerta terrorista"

"Que te avisen con menos de dos días para cubrir la Cabalgata en tu día libre, porque la Jefatura no ha planificado el evento, dice mucho de quien la dirige. Urge intervenir y pedir explicaciones a los responsables. También tenemos familia. Hartos", denuncia sin ambages CPPM en un comunicado público.

 

Pero lo mollar, además del estropicio familiar que sin duda genera esa "chapuza", es cómo afecta a los propios ciudadanos en una Alcalá que cuenta por miles la presencia de espectadores y, además, tiene en obras buena parte de su casco histórico. Y es ahí donde la Policía pone el acento con una denuncia ciertamente escalofriante:

"Si a día 3 de enero Jefatura está avisando a los agentes de policía que tienen que cubrir la cabalgata de Reyes, incumpliendo la normativa firmada, os podéis imaginar el estudio del tráfico y de la seguridad que tiene dicha Jefatura en plena alerta terrorista 4", revelan.

 

 

Para rematar la chapuza, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares se ha limitado a improvisar un dispositivo y a intentar explicarlo en un comunicado público que tampoco funciona a primera hora del sábado, a escasas horas del comienzo del evento, en el que supuestamente explicaba las medidas adoptadas en el último momento para atender las necesidades de los presentes.

 

Rodríguez Palacios, excolaborador de Pedro Sánchez y alcalde de Alcalá

 

¿El peor Gobierno de España?

Alcalá de Henares es, desde 2015, pasto habitual de la crónica nacional más chusca, con frecuentes episodios escabrosos que incluyen una fiesta pornográfica en dependencias municipales; la muerte de un camello explotado a trabajar en plena vía pública en un evento oficial; la confesión de enchufes a simpatizantes de Podemos confesada en una grabación o la imputación de seis de los catorce miembros de un Gobierno compuesto por el PSOE, que no ganó las Elecciones, y una facción de Podemos e IU desautorizada sistemáticamente por su dirección regional.

El caso del alcalde es específico, pues a su categoría de regidor le añade la de presidente del Comité de Ética del PSOE madrileño, pese a estar a punto de padecer juicio oral por dos posibles delitos de prevaricación y conculcación de derechos civiles que, según el Código Ético socialista, le deberían hacer dimitir de inmediato o ser expulsado de su partido. 

Comenta esta noticia
Update CMP