18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Borrell no se fía y sospecha lo que trama Puigdemont para boicotear su ascenso

Borrell, este lunes en Bruselas con sus colegas europeos de Exteriores.

Borrell, este lunes en Bruselas con sus colegas europeos de Exteriores.

El flamante futuro superministro de Exteriores de Europa asume antes de ser ratificado por el Parlamento Europeo que el independetismo ya maniobra contra su nombramiento.

Josep Borrell sabe que es una de las bestias negras del independentismo. Lo ha sido en la política nacional y para ERC y JxCAT, aspira a serlo también en su nuevo cargo de superministro de Exteriores europeo.

Tal vez por eso, el ministro de Asuntos Exteriores en funciones ha asumido este lunes que el independentismo catalán tratará de interferir para complicar su nombramiento como Alto Representante de Política Exterior de la UE, un puesto para el que los Veintiocho le han nombrado candidato pero que necesita el visto bueno del Parlamento europeo para ser efectivo.

"Si pueden, lo harán, claro. Pero no tengo mucho más que decir sobre eso", ha respondido Borrell a la prensa en Bruselas, a donde asiste a una reunión de ministros europeos de Exteriores, al ser preguntado por si teme que el independentismo catalán trate de influir en su designación.

Borrell se ha referido a la polémica por las acusaciones de espionaje lanzadas por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha vuelto a expresar que "ni la Generalitat tiene embajadas ni el Ministerio de Exteriores, les aseguro, tiene espías".

El jefe de la diplomacia española ha optado por la cautela respecto a sus opciones de relevar a la italiana Federica Mogherini al frente del Servicio de Acción Exterior de la UE, a pesar de contar ya con el aval de los líderes de la UE, y ha subrayado que "naturalmente, todas las circunstancias pueden influir en ello".

De que la Eurocámara apruebe el martes el nombramiento de la candidata a presidir la Comisión, Ursula Von Der Leyen, depende también la candidatura de Borrell, ya que sus cargos fueron negociados en el mismo paquete por los líderes europeos y porque las responsabilidades del aún ministro español incluirían una vicepresidencia en el Ejecutivo comunitario de Von der Leyen.

Si se confirma el nombramiento de Von der Leyen, ésta tendrá varias semanas para diseñar su Ejecutivo de comisarios, que tendrán que someterse en septiembre a audiciones individuales ante el Parlamento Europeo, incluido Borrell.

La Eurocámara debe aprobar o rechazar el Ejecutivo comunitario en su conjunto, pero no puede bloquear el nombramiento de un único miembro del mismo.

Comenta esta noticia
Update CMP