22 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gran dolor de Belén Esteban al tener que escuchar de su hija duras palabras

Se cumplen los peores presagios de Belén

Se cumplen los peores presagios de Belén

Han sido años de exposición en los medios los que ha sufrido Andrea Janeiro. Su madre la nombraba constantemente convirtiéndola en la niña más famosa de España. Ahora llegan los reproches.

Belén Esteban temía que su hija alcanzara la mayoría de edad por los problemas que eso iba a representar. Fue entonces cuando mostró arrepentimiento por la forma en que se había producido en los medios, donde ha tenido una presencia constante desde que se hiciera famosa. Además, carga con el título de ser el azote de Jesús Janeiro y María José Campanario. Han sido años de interminables reivindicaciones públicas al torero por no ejercer de padre, y siempre con el nombre de Andrea por delante. Esto le ha valido innumerables críticas de las que se ha defendido alegando que ella jamás había hecho una exclusiva con su niña. Sin embargo, Andrea Janeiro ha sido una de sus grandes bazas en televisión al comentar muchos hechos relativos a ella cuando era una niña y ya en su adolescencia.

La llegada de María José Campanario al universo de Jesulín fue bien acogida por Belén. Entonces expresaba que estaba encantada con ella porque trataba muy bien a Andrea. Sin embargo, algo debió torcerse en el camino porque del halago pasó al ataque. La copresentadora de Sálvame expresó su malestar por el hecho de que el torero quisiera que su hija protagonizara el reportaje del enlace que había vendido a su revista de cabecera. Se cerró en banda y no dio el visto bueno. Luego llegó la gran revelación de que la niña no quería ir a Ambiciones porque no se sentía a gusto. De hecho, en una ocasión, Andrea la telefoneó pidiéndole que fuera a recogerla a Ambiciones, que no quería estar allí. Belén estaba en Madrid y no le era posible desplazarse con la celeridad que, según ella, requería la niña. Fue entonces cuando contactó con Carmen Janeiro, hermana del diestro, para pedirle que fuera a Ambiciones. Y lo hizo, la tía Carmen se llevó a Andrea con ella a El Bosque, y allí permaneció hasta que decidieron que regresara a Madrid.

En algunas ocasiones, Belén ha tenido que escuchar de algún periodista que era libre de hablar de su hija porque ella lo había hecho durante años poniéndola en la palestra. Algo duro pero real, que no le ha quedado más remedio que encajar. Sin embargo, dado el interés que la figura de Andrea Janeiro despertó tras cumplir la mayoría de edad, ésta le dijo a su madre unas durísimas palabras: “No tengo porque pagar las consecuencias de lo que tú hayas hecho con tu vida”. Sin duda, se trata de un reproche que la Esteban ha confesado con gran dolor. Era lo que siempre temió que ocurriera y ha sucedido. Sabe que tiene que tener la boca cerrada y no volver a revelar nada sobre su hija porque esto conllevaría un distanciamiento dado que desea mantener una vida anónima. Nada quiere saber de los medios. Se comprende, demasiada exposición a sus espaldas desde que era muy pequeña. Todo empezó cuando era un bebé...

Comenta esta noticia
Update CMP