22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Inda "señala" a los ganadores de las generales y hunde a los votantes de Errejón

Un tres contra tres, cara a cara, que según los datos que maneja el veterano periodista no tienen por qué traer buenas noticias para quién se lo puede imaginar, sino todo lo contrario.



Eduardo Inda lo tiene bien claro: "Errejón es una bendición. Una bendición del cielo que puede acabar convirtiéndose en una patada en salve sea la parte a quienes la han creado: los señores de Moncloa y sus cuates de Ferraz".

Así lo señala este lunes en su columna de La Razón, donde matiza que "más allá de eso, es obvio que el político con cara de bebé llega con dos noticias: una buena y otra mejor. La primera es que la extrema izquierda edulcora al menos sus formas con un tipo moderado en su dialéctica y que avanza sin prisa pero sin pausa hacia el posibilismo al más puro estilo de los comunistas que acabaron en el PSOE durante la Transición".

En cuanto a la segunda, no tiene dudas tampoco: "El combate derecha-izquierda, que antes estaba mortalmente descompensado, queda ahora igualado a más no poder con un 3 contra 3 que provocará más de un infarto y no precisamente a este lado del espectro político".

Y es que Inda llama a no engañarse a los votantes: "En la batalla por los restos Más País puede hacer mucho más daño del que sospechamos a Podemos y PSOE" y la conclusión es una y trina: "La derecha tiene ante sí una ocasión que hace dos semanas, cuando Errejón no había salido de la cueva, no pasaba de constituir un bonito sueño, tan bonito como imposible".

¿Cuál es el problema para Inda? Que en el bloque de la derecha hay el mismo número de formaciones que en el de la izquierda y, además, el pacto Sánchez-Errejón plantea la ausencia del ex podemita de esas circunscripciones pequeñas en las que un sufragio puede decidirlo todo".

Para muestra un botón: Maroto se quedó sin el escaño popular por Álava en favor del bilduetarra Iñaki Ruiz Pinedo por 384 votos.

Así las cosas, Inda pide un gesto de magnanimidad y patriotismo a Ciudadanos y Vox para allanar el camino para echar de Moncloa al socio de Torra, Bildu y Errejón, que no es otro que el socio frustrado de Iglesias. Ley D’Hont en la mano.

Comenta esta noticia
Update CMP