13 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Mar Yuste

    Mar de Amores

    Es más divertido contar la vida de los demás, que la propia. Las venturas y desventuras y, sobre todo, los secretos de nuestros famosos patrios. ¿Qué intentan ocultar? La periodista Mar Yuste nos desvela ese punto de vista “mortal” de nuestras celebrities. Cómo no, tocando esa vena maruja que todos llevamos dentro.

Objetivo tras un delicado vídeo: separar a Irene y Kiko Rivera, algo rentable

Kiko está muy nervioso con la situación actual

Kiko está muy nervioso con la situación actual

La situación sentimental del matrimonio Rivera Rosales deja bastante que desear. De nuevo, los rumores en torno al comportamiento de Kiko surgen con fuerza. Pero, ¿hay algo más?

A Isabel Pantoja no paran de crecerle los problemas. Después de tener que afrontar que su hija Isabel haya roto con la que ha sido su pareja los últimos años, Alejandro Albalá, y, sobre todo, que haya decidido acercar posiciones con Alberto Isla, la cosa le toca ponerse ahora difícil para su hijo Kiko.

Lo de Chabelita con el padre de su nieto Albertito es harina de otro costal y a Isabel le está costando aceptarlo más que nunca, Pero lo que de verdad le preocupa en estos momentos es la maltrecha relación sentimental entre Irene Rosales y Kiko Rivera.

Sobre todo, cuando conoce de qué va la cosa. Sabe que su hijo Kiko es dado a liarla en los momentos menos oportunos, pero no le cree capaz de, cuando va a ser padre por segunda vez con Irene, volver a jugar con su relación.

No se cree mucho de la historia y, aunque está dispuesta a luchar por reconducir el matrimonio de Irene y Kiko, también podría advertirle de un juego que la familia lleva viviendo muchos años; ellos y otros cercanos.

La bailarina

A los cercanos a Isabel le suena muy rara la historia de que, justo cuando Kiko Rivera estaba dentro de la casa de Gran Hermano Revolution, y sin posibilidad de defenderse, salga la historia de un supuesto video que compromete al hermano de Fran y Cayetano.

Y a la grabación se suma ahora una bailarina de Burgos con la que habría tonteado por mensaje. Todo, claro está, supuestamente a espaldas de Irene.

Como bien dice Rosales si su marido le ha sido infiel, o no, queda dentro de su intimidad y es algo que tendrán – o no- que arreglar de puertas para dentro de su casa.

Pero lo raro de esta historieta es que, aunque la cabra muchas veces vuelve a tirar para el monte, todos sabemos lo rentable que sería que la historia resultase cierta. Exclusivas, la posterior separación de Kiko e Irene y, sobre todo, la cantidad de capítulos que tendría esta nueva entrega.

A ello se suma, la citada bailarina de Burgos que no ha dudado en reconocer en que sabía todo lo que podría obtener de Kiko. Además de alguna posible visita a un plató de televisión, la meta a corto plazo que la chica se habría fijado es conseguir trabajo gracias a Rivera. Y, después, mucho más…

Comenta esta noticia