18 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cs y Podemos se quejan del olor a chamusquina en la cocina del CIS

Los dos grandes perjudicados del último barómetro previo a las elecciones generales desconfían de unos resultados que dan aire al bipartidismo y contradicen las encuestas de la prensa.

Las reacciones de Ciudadanos y Podemos a los resultados del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) no se hicieron esperar.

Aunque la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, declaró tras conocerse los datos "para nosotros es una buena noticia: hemos subido el 30% desde el último CIS", la formación asumió con peros que la intención de voto les sitúe en tercer lugar tras el Partido Socialista con un 14,7% del sufragio.

A través de su cuenta oficial en Twitter, los naranjas se parapetaron en la advertencia que los investigadores hicieron sobre los datos, ésta: "No constituyen una buena previsión si lo que se pretende es acercarse a los resultados de unos próximos comicios, ya que son muy altos los porcentajes de respuesta para las opciones ´No sabe´ y ´No contesta". Ello para no ver cómo el PP respira aliviado y les saca una ventaja que no se esperaban.

En la misma línea, Irene Montero, dirigente del Consejo de Coordinación de Podemos, echó por tierra el trabajo de los investigadores del CIS: "La encuesta del CIS se ha quedado vieja, sabemos que estamos en un momento excepcional en el que todo cambia mucho", apuntó ante los micrófonos de La Sexta.

"Cada vez que se abren las urnas el voto del cambio político no para de subir", insistió Montero que tampoco confió en el cuarto puesto y el 10,8% de los votos que deja a los podemitas en su mínimo histórico en intención directa de voto según los nuevos datos.

No gustó a naranjas y morados que el Partido Popular siga líder en la carrera hacia La Moncloa con el 29,1% de los votos y subiendo casi un punto respecto a los datos de julio, cuando el barómetro situó su intención de voto en un 28,2%.

Tampoco cayó bien que el candidato socialista, Pedro Sánchez, fuera el político nacional mejor valorado del país, a pesar de suspender como el resto con un 3,84. Principalmente porque en la pregunta sobre el desempeño político no aparecen los nombres de Albert Rivera y Pablo Iglesias por no ser portavoces parlamentarios.

En el nuevo reparto, el PSOE sería la segunda fuerza más votada con el 25,3% de los votos y sacaría 10 puntos de ventaja a Ciudadanos si las elecciones se celebraran mañana mismo. El de Albert Rivera es el partido que más crece, concretamente 3,6 puntos más que en las mediciones del mes de julio.

Podemos cae en picado 4,9 puntos tras su decepción en las elecciones catalanas y se aleja del 15,7% que les mantenía en la lucha. En este sentido el partido de Iglesias ya habla de la "remontada" que han iniciado este mes con el fichaje "estrella" del exjefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez, incluido en sus listas.

Izquierda Unida mejora su intención de voto al 4,7%, un punto más que en julio, mientras que UPyD se mantiene en un 1,2% a pesar del cambio en la dirección del partido.

Comenta esta noticia
Update CMP