Margallo alerta de que un Brexit duro será muy dañino para Alicante

Un momento de la conferencia ofrecida por García Margallo.

Un momento de la conferencia ofrecida por García Margallo.

El ex ministro y diputado nacional del PP, José Manuel García-Margallo, ha advertido que un Brexit duro será muy negativo para el turismo de la provincia ante una previsible devaluación de la libra con respecto al euro. Recordar que España es el primer emisor de turismo británico. Estas palabras la pronunció el dirigente político en el primer acto conjunto que organiza el Observatorio Económico de la Provincia de Alicante (OEA) y la Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (UEPAL). La conferencia se ha celebrado en el Club Náutico de El Campello.

García-Margallo ha manifestado que cualquier cosa puede suceder y que el Brexit lo único positivo que puede tener es una refundación de la Unión Europea, con un mayor protagonismo de España junto a Alemania y Francia, los dos motores de Europa. Aunque en este punto también mostró cierto pesimismo ante la marcha de Angela Merkel y de la caída en picado del líder francés Emmanuel Macron.

Pero las consecuencias para España de la salida del Reino Unido también serán muy negativas para las exportaciones y las inversiones, ya que los británicos son los terceros inversores en nuestro país. El sector agrícola puede ser uno de los más afectados, tras el turismo.

Sobre las posibles ventajas está la recuperación del Peñón de Gbiraltar, ya que por primera vez el Reino Unido queda en inferioridad con España al salir de la UE. “Es una oportunidad histórica de recuperar el Peñón”. Margallo propone para La Roca la doble nacionalidad de los gibraltareños, la creación de una zona especial (como Hong Kong) libre de impuestos, un plan Marshall para el norte de África, rehabilitar todo el Campo de Gibraltar -lo que activaría el Corredor del Mediterráneo- y contar con una base militar junto a Rota que sería clave en el Mediterráneo, debido a su importancia estratégica.

Margallo ha valorado la situación actual, a la que ha calificado de errática. "Nadie quiere un Brexit duro, que puede suponer la caída del PIB británico de un 10%.  Según el ex ministro, la UE está dispuesta a ayudar a May, "pero no dará una prórroga sin una propuesta. May retrasa para llegar al límite con el plazo y sea o yo o el desastre".

Realmente, el principal inconveniente para una separación amistosa es Irlanda del Norte. "La convivencia ha prevalecido gracias a una zona de libre comercio", ha afirmado Margallo. Así las cosas, cualquier cosa puede pasar en un escenario mundial convulso. "Nadie se creía en 1912 que podía haber una guerra mundial, "y miren lo que pasó a los dos años".

Comenta esta noticia
Update CMP