29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos no se libra y ya se investigan sus contratos con la consultora Neurona

Pablo Iglesias y Pablo Echenique, máximos responsables de Podemos

Pablo Iglesias y Pablo Echenique, máximos responsables de Podemos

La Fiscalía pide que se investiguen los acuerdos firmados entre los morados y la consultora para las elecciones de abril de 2019 ya que observa indicios de delito.

A pesar de los intentos de Iglesias y de la cúpula de Podemos de achacar todas las acusaciones a un complot para acabar con la formación y con el Gobierno, la Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido seguir adelante con la investigación de los contratos firmados con la consultora Neurona para las elecciones de abril de 2019, considerados irregulares por el Tribunal de Cuentas.

De hecho, ésta ha sido la primera vez que los fiscales se han pronunciado al respecto, después de la denuncia del exabogado de la formación José Manuel Calvente, y han considerado que es necesario que se investigue a fondo el acuerdo entre la formación morada y Neurona.

 Según el informe del Tribunal de Cuentas que fiscalizó los gastos de los partidos en las pasadas elecciones, el contrato firmado no se trataba de un gasto electoral, puesto que no estaba acreditado que Neurona hubiera realizado los trabajos contratados, además de poner el acento en que la empresa registrara su creación sólo unos días antes del acuerdo con Podemos.

Sobre las otras cuestiones denunciadas por Calvente que iban desde malversación a administración desleal, entre otros delitos, la Fiscalía reseña que algunas de ellas son "rumores, sospechas o suspicacias" mientras que para el resto no existen indicios que demuestren la existencia hechos delictivos.

Sin embargo, en su escrito, los fiscales sí aprecian la existencia de "indicios racionales suficientes de la perpetración de un hecho delictivo" en los contratos entre Podemos y la consultora, rechazando además las alegaciones de la formación morada en las que aseguraban que la investigación tenía un "carácter prospectivo".

De hecho, sí que obserservan que "existen elementos que determinan que no se ha acreditado la justificación de este gasto resultando además que es una empresa creada ad hoc para la prestación del servicio".

Neurona pagó a una empresa con sede en Dallas

Además, señala que Neurona abonó en fechas próximas a las elecciones a una empresa con sede en Dallas (Creative Advice Interactive) un importe total de 308.257,20 euros "cuando las transferencias de la coalición son manifiestamente superiores".

Además, los fiscales descartan que Calvente hubiera obtenido de forma ilícita la documentación aportada dado que su relación laboral con Podemos "no ampara el secreto profesional en lo que se refiere a aportación de documentación relativa a cuestiones internas del partido".

Respecto a la adjudicación de fondos a #404, que según el exabogado está vinculada al diputado Rafael Mayoral, la Fiscalía afirma que "se trata de una asociación cuya finalidad es dar visibilidad a denuncias sociales", aunque considera que no hay ningún indicio de que Mayoral se haya apropiado de los 50.000 euros a través de personas interpuestas "por más que se acompañen de relaciones y rumores obtenidos a través de internet".

Además, sobre los contratos "fraudulentos" con ABD y en los que Juan Manuel del Olmo y Rafael Mayoral habrían intervenido como comisionistas, según Calvente, la Fiscalía señala que no existen indicios que así lo acrediten porque, en realidad, se trata de "rumores, sospechas o suspicacias del propio denunciante".

Sobre la adjudicación a dedo denunciada por Calvente de las obras de acondicionamiento del inmueble de la calle Villaespesa, en Madrid, el escrito se remite a la normativa en materia de contratación de los partidos políticos, y explica que, pudiendo hacerlo, Podemos optó por el procedimiento de urgencia porque según el denunciante concluía el periodo de arrendamiento de la oficina de la calle Princesa.

De la infracción aportada resulta que Podemos incumplió sus propias normas internas de licitación "con estándares de control muy superiores a la propia Ley de Contratos" pero que dicha circunstancia no reviste carácter delictivo.

Comenta esta noticia