06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pablo Iglesias desvela cómo "apañó" con Pedro Sánchez incorporarse al CNI

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias

El vicepresidente del Gobierno ha confirmado su presencia en el lugar donde se concentran los grandes secretos de Estado, un puesto que siempre ha ansiado conseguir.

Es un hecho. Pablo Iglesias sigue ganando poder en el seno de Gobierno. Un vicepresidente que tiene casi tanto peso como el propio presidente, Pedro Sánchez, ya que tal y como explicó ESdiario, el líder de Podemos tendrá acceso a toda la información sensible que maneje el Gobierno gracias a su puesto en el Centro Nacional de Inteligencia. Un peaje que Sánchez ha tenido que pagar para poder seguir en la Moncloa pero que Iglesias ha revestido con un aura de 'mandato presidencial' al que no ha podido negarse.

De hecho, tal y como ha explicado en Los Desayunos de TVE, y a pesar de que el CNI no tiene ninguna vinculación con su cargo de vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, su presencia en el seno de la inteligencia del Estado "es algo que me ha pedido el presidente del Gobierno y, por lo tanto, me corresponde estar y asumir esa responsabilidad".

 Una responsabilidad que, por otra parte, siempre ha ansiado ostentar ya que una de sus principales aspiraciones tras las fallidas elecciones del mes de abril fue llegar al Ministerio del Interior para poder tener un mayor control sobre las Fuerzas de Seguridad del Estado e incluso mucho, antes, en 2016, cuando Sánchez negociaba un posible pacto para ser investido, Iglesias dio una rueda de prensa para exigir puestos clave de Gobierno entre las que se encontraba, precisamente, el Centro Nacional de Inteligencia.

Así, Iglesias obtiene su premio, estará presente en uno de los organismos donde se concentran los temas más sensibles de Estado, lo que le permitirá controlar además las relaciones de España con el resto de países, como Venezuela, por ejemplo, conociendo de primera mano los detalles y las informaciones secretas que afectan a la seguridad en el sentido más amplio de la palabra.

Iglesias intenta dar imagen de unidad del Gobierno

Además Iglesias, en su afán de mostrar un Gobierno unido, frente a las últimas discrepancias existentes en el seno de la coalición, ha asegurado que se trata de un gesto de "normalidad democrática" reivindicando la posición de Podemos en el seno del propio Gobierno, frente a las críticas recibidas por su llegada al CNI.

Así pues, el vicepresidente da un nuevo salto en el escalafón gubernamental, con una reforma reglamentaria hecha al dictado para poder sentarse en el CNI, accediendo a los grandes secretos de Estado, incluso a los que decidirán la seguridad del mismo, a pesar de que hace tan solo unos meses a Sánchez eso no le dejase dormir.

Comenta esta noticia