19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ussía desvela la que se avecina al PSOE y hunde a Susana y a la señora de Kichi

No ha pasado desapercibida la reacción de las "izquierdas" al cambio en Andalucía y su hipocresía y doble rasero les ha valido varios pescozones, pero la que se les viene encima es peor.

La reacción de la izquierda al cambio de gobierno en Andalucía sigue arrojando ríos de tinta digital y este jueves es Alfonso Ussía el que se suma desde su columna de La Razón al análisis... echándole ironía.

Y es que con no poca guasa asegura que "admiro sincera y profundamente la serenidad, la aceptación democrática y la deportividad de las izquierdas españolas ante la derrota. Susana Díaz ha dado sobradas muestras de ello. Los miles de andaluces que se manifestaron ante el Parlamento de Andalucía para protestar por el triunfo de las fuerzas fascistas lo hicieron por su hondo sentido de la democracia".

El doble rasero es evidente, recuerda: "Cuando el PP de Javier Arenas ganó las elecciones y los socialistas y comunistas se unieron para impedir que presidiera la Junta, no hicieron otra cosa que facilitar la victoria de los demócratas. Otra cosa, inaceptable por cierto, es que se unan los populares y los ciudadanos para gobernar. Eso es casi un golpe de Estado", exclama.

No menos le "emocionó", añade sarcástico, "la natural improvisación de la flota de autobuses fletados por las asociaciones feministas. Tengo entendido que todas las viajeras pagaron sus billetes de sus modestos bolsillos. Hay belleza, mucha belleza en ese arrebato de generosidad. Como en la intención de impedir el acceso al Parlamento de los partidos políticos invasores. Porque la democracia, y a ver si se enteran de una vez las derechas, sólo es respetable y respetada cuando las izquierdas obtienen el triunfo".

Porque vamos a ver, clama Ussía, los que han votado a los partidos de centro, centro-derecha y derecha han sido "malos andaluces, andaluces desagradecidos" que han abandonado a la "Sultana, a los comunistas y a la señora de Kichi" después de "cuarenta años cuidando con mimo y gobernando con decencia Andalucía".

Por eso le hiere "leer y oír que las muchísimas asociaciones de feministas subvencionadas por la Junta de Andalucía gobernada por los socialistas se han alzado contra el PP y Ciudadanos para exigir la continuidad de las subvenciones" puesto que "estas asociaciones son de gran utilidad para el desarrollo de Andalucía", señala con no poca mala leche.

La misma que utiliza para argumentar que "los talleres de masturbación no pueden desaparecer" y "las derechas no entienden que los talleres de masturbación han logrado en Andalucía que la economía avance y la igualdad se estabilice".

Mucho más en serio recalca que "la agricultura, la pesca, la industria, el turismo y demás zarandajas no pueden beneficiarse de la reducción presupuestaria de las asociaciones feministas" por eso se llevaría un buen disgusto si estas asociaciones "experimentan un descenso en sus ingresos por culpa de los fascistas que se han apoderado del Gobierno".

Por eso, concluye guasón, son "días tristes para los auténticos demócratas de nuestras izquierdas, que una vez más, nos han dado un ejemplo de serenidad, buen perder, y orgullo democrático".

Pero Alfonso Ussía todavía tiene un dardo demoledor que asestar al PSOE porque a su juicio, augura, "Susana Díaz no es la única culpable" y en las autonomías gobernadas por las izquierdas, "la cosecha de votos socialistas se aventura menguada" "por la generosidad de Sánchez con Cataluña y su escaso cariño al resto de España".

A saber, advierte, "en Extremadura, en Galicia, en Madrid, en Cantabria, en la alta Castilla y en la baja, en Murcia, en Valencia, en las islas, en Vasconia y Navarra, en la Rioja, se ha admitido con alegría y gozo que Cataluña perciba el dinero que quitan a los demás, porque también es democrático" pero "sucede que muchos ciudadanos, fascistas sin remedio, siguen enfadándose con las traiciones y las injusticias y cambian el voto".

Eso sí, "cuando pierdan, lo harán como en Andalucía, con serenidad y deportividad democrática".

 
Comenta esta noticia
Update CMP