17 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los fabricantes de coches necesitan más soporte del gobierno

Anfac, la patronal del sector, se queja de la falta de apoyo a los vehículos de movilidad alternativa y ha criticado que el PSOE no ponga en marcha los planes que ya tiene presupuestados.

El presidente de la patronal, José Vicente de los Mozos, ha afirmado que “llama la atención” que estos planes no hayan entrado todavía en vigor cuando tienen partidas asignadas en los Presupuestos Generales del Estado, pero claro, es que Pedro Sánchez anda más solo que la una en esa batalla.

Para Anfac esta falta de respaldo es especialmente relevante si se tienen en cuenta los objetivos “tan ambiciosos” de reducción de emisiones de CO2 que se están discutiendo en Europa para después del 2021 y la preocupación medioambiental creciente en ciudades como Madrid y Barcelona, donde se están aprobando exigentes medidas anticontaminación que requieren de una administración más comprometida.

Los fabricantes también han recordado en la nota al Gobierno que, gracias al compromiso de la industria del motor con la movilidad cero y las bajas emisiones, las plantas españolas van a recibir al menos trece nuevas adjudicaciones de modelos en los próximos 18 meses.

España no puede seguir siendo el farolillo rojo de Europa

Por ello, según De los Mozos, este esfuerzo no debe ser aislado, sino que debe venir acompañado de un apoyo decidido de las administraciones en el estímulo de este mercado que logren que España deje de estar a la cola de Europa en cuota de introducción de estos vehículos alternativos.

Como ejemplo ha citado los casos de Alemania, donde a finales de 2017 se lanzó un plan estructural de 1.000 millones de euros para la compra de eléctricos; Reino Unido, que desde julio cuenta con un “ambicioso” programa de 1.500 millones de libras con ayudas a la compra; y Francia, en la que se lleva años impulsado un sistema de bonus a los vehículos de bajas emisiones. Mientras, en España, en los últimos siete años, solo se han otorgado 74,5 millones de euros a ese fin.

Se necesitan 300 millones de ayudas

Por ello, Anfac ha pedido -ante la cada vez más evidente dificultad para aplicar antes de que acabe el año los planes Movalt y VEA para vehículos alternativos- un programa integral de fomento de vehículos eléctricos y alternativos “potente, único y homogéneo” en todo el territorio. A su juicio, debe ser además sencillo, atractivo para los consumidores y ágil de tramitar a través de la red de concesionarios.

También la dotación de fondos ha de ser suficiente para no generar distorsiones de mercado, ni incertidumbre entre los clientes, ha advertido la patronal, que ha reiterado que la dotación debe ser de 300 millones en dos años.

 “En este nuevo escenario hacia una movilidad cero y de bajas emisiones, el acompañamiento de la administración se hace fundamental para apoyar el gran esfuerzo que están haciendo los fabricantes para el desarrollo de estas tecnologías con fuertes inversiones enfocadas a aumentar la oferta y el nivel de autonomía del vehículo”, ha concluido De los Mozos, presidente del Consejo de Administración de Renault en España

Comenta esta noticia
Update CMP