19 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La auténtica revolución: o vuelve Mercedes Milá o Telecinco fulmina Gran Hermano

Mercedes Milá y Jorge Javier Vázquez cuando ella le cedía el testigo del programa.

Mercedes Milá y Jorge Javier Vázquez cuando ella le cedía el testigo del programa.

La paciencia de Mediaset se ha agotado. En los próximos días habrá una decisión sobre el futuro del reality. O lo cancela para siempre o busca una solución que tampoco es nada fácil.

Para hablar de Gran Hermano hay que comenzar reconociendo que ha marcado un antes y un después en la historia de la televisión. El reality por excelencia rompía moldes en su estreno y aupaba a Telecinco a niveles de audiencia jamás alcanzado por una televisión privada.

Con diversos experimentos por el camino, como la sustitución puntual de Mercedes Milá por Pepe Navarro en una entrega del concurso que registró un drástico descenso de audiencia, la presente edición está superando todos los límites conocidos hasta ahora: límites (por abajo) de audiencia, y límites de lo nunca visto en un programa: la denuncia de una unos abusos sexuales, o intento de violación entre dos concursantes: José María habría abusado de Carlota.

Tras la tormenta mediática, la investigación de la Guardia Civil que se detuvo al no existir denuncia de la presuntamente agredida, el posterior anuncio de una demanda que interpondrá el concursante acusado y la denuncia del Gobierno contra el programa; el programa repuntaba en audiencia haciendo cada vez mayores las sospecha de montaje y dejando toda la "presión" a la Gala de este jueves, un programa que volvió a caer estrepitosamente confirmando ser la edición del programa menos vista de la historia.

La situación ahora, lógicamente, es de alarma generalizada en Mediaset. Fuentes próximas a la cadena han confirmado a ESdiario que en los próximos días se decidirá el futuro del histórico programa de telerrealidad. Sólo hay dos opciones sobre la mesa, aseguran las mismas fuentes, la cancelación del programa y poner así fin al histórico reality que tantos éxitos de audiencia y personajes televisivos le ha reportado a Telecinco o continuar pero dando un nuevo giro de tuerca al formato.

La cancelación, según las mismas fuentes, es la opción que más peso tiene ahora mismo en Mediaset. Los directivos de la cadena consideran que el formato "está agotado" y que poco puede hacerse para recuperar el interés de la audiencia. Prueba de ello es la presente edición, la llamada 'Revolution' (que hace la entrega 18) y que ha contado con el rechazo de los más incondicionales del concurso y, lo que es peor, con la indiferencia de la audiencia.

Esta"desaparición" de GH podría, no obstante, no ser definitiva porque en la cadena barajan -según las fuentes consultadas- una suerte de stand by de varios años para regresar después con fuerza y energías renovadas. No es una decisión fácil. 

Como tampoco es sencilla la segunda de las opciones que meditan en Mediaset: regresar la próxima temporada con el formato clásico, el "espíritu de la primera edición" y con la icónica presentadora de siempre, Mercedes Milá. No es ningún secreto que en Telecinco nadie oculta que Jorge Javier Vázquez ha fracasado con el concurso de la casa de Guadalix de la Sierra.

La apuesta por mantener el reality pasa únicamente por Milá. Pero, como decimos, no es una alternativa fácil para la cadena porque la mítica presentadora no está por la labor. En su entorno aseguran que su etapa en Gran Hermano ha terminado. Pero si Paolo Vasile se lo propone todo es posible y su capacidad de seducción televisiva podría hacer cambiar de opinión a la periodista catalana. ¿Puede salvarse Gran Hermano después del estrepitoso fracaso de audiencia de esta edición y el nada gratificante escándalo de los presuntos abusos y el posible montaje?

Comenta esta noticia
Update CMP