19 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Moncloa maniobra para boicotear que PP y Cs tumben el "impuestazo" de Susana

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La Moncloa se plantea ahora cambiar las reglas a mitad del partido para evitar la supresión del Impuesto de Sucesiones, que ha arruinado a miles de andaluces por culpa del PSOE-A.



Es una de las propuestas estrella del acuerdo de gobierno suscrito por PP y Ciudadanos en su apuesta por la regeneración en la Junta de Andalucía. Juan Manuel Moreno, su próximo presidente si no se produce una sorpresa que nadie espera, suprimirá el Impuesto de Sucesiones, un polémico "tasazo" que ha arruinado literalmente a miles de andaluces por el mero hecho de percibir una herencia.

Y es, precisamente, la ministra que suena como posible relevo de Susana Díaz al frente del PSOE-A, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, la que está esbozando un plan -más bien una maniobra a la desesperada- para poner palos en las ruedas de populares y naranjas, según revela este miércoles Diario de Sevilla.

Así, mediante la fijación de un tipo mínimo fijo, el departamento dirigido por la exconsejera andaluza, pretende impedir que las comunidades autónomas, como es el caso del anuncio hecho por PP y Cs sobre su bonificación al 99% en Andalucía, haga prácticamente residual un impuesto que 2016 reportó a las arcas públicas andaluzas un montante de casi 235 millones de euros.

Cabe recordar que Ciudadanos logró arrancarle a Montero un acuerdo para variar la base de la tasa, imposible en la concluida X Legislatura, periodo en el que la formación naranja fue aliada de Susana Díaz para lograr la investidura en 2015. La Junta pasó de ingresar por este impuestazo 208 millones de euros en 2012 a sumar casi 235 millones.

En su acuerdo de programa de gobierno, cuyo inicio parte de una "bajada de impuestos para la clase media y trabajadora", PP y Cs incorporan una medida que da continuidad a la "reforma fiscal anterior del impuesto de Sucesiones y Donaciones", que no sólo mantendría "la reducción del millón de euros en la base imponible por heredero", sino que "bonificaría el 99% de la cuota del impuesto para parientes directos".

En La Moncloa, no obstante, no están por la labor. Si hace un mes el Congreso votó contrario a la supresión del impuesto de Sucesiones, es ahora el Gobierno el que plantea su blindaje.

 

 
Comenta esta noticia
Update CMP