La saga Dominguín, un bodrio de verano

La tele de verano ya no es lo que era. Antes era hortera y cara, ahora es un bodrio barato. ¿Os acordáis de aquellas galas en la playa a lo José Luis Moreno? ¿Y qué tenéis que decir del Gran Prix? Eran contenidos trabajados que, aunque a mí me parecían el horror, no puedo negar que cumplían la función del entretenimiento estival de las noches de chalet o apartamento. Pero lo de ahora es criminal, como lo de anoche en TVE con la saga Dominguín.

¿De verdad TVE quiere competir con tertulias rosas? Si el propósito de “Amigas y conocidas” es ese, tendrán que rascarse un poco más el bolsillo, porque el reportaje de ayer sobre los Bosé -que me disculpen por cambiar el título- fue una cochambre del inicio al final.

Cuando una cadena de televisión desempolva a una familia con un recorrido de 50 años en nuestro país, tiene la obligación de contar cosas nuevas o anécdotas divertidas de verdad, no para sentar en la mesa a 4 contertulios como lo hacía mi abuela a la fresca con sus 3 vecinas, opinando sobre lo que les parecía, con el criterio de su condición de abuelas.

Imágenes de siempre, con tópicos de siempre: el abuelo un golfo, la abuela una matriarca, el hijo lo más parecido a DIOS que hay ahora mismo en la tierra -pero con cuentas pendientes con Hacienda-, las hermanas muy talentosas y los nietos maravillosos todos menos Olfo, “que no tiene oficio ni beneficio”. ¿Puede ser todo más rancio?

Quería enviarle esta mañana un WhatsApp a Olfo para decirle algo así como: ‘qué horror lo de anoche’. Pero luego he pensado que ni ese mensaje tan explícito saciaban las ganas de descalificar ese contenido de archivo con su debate de pipas y altramuces.

Los Bosé, ahí los tenéis… Una familia de la que no tenéis ni idea, si no la conocéis.

PD. En la vida no es tan importante tener oficio y beneficio. Lo que verdaderamente suma es estar rodeado de personas a las que quieres y te quieren, respetando a los demás y viviendo como verdaderamente has elegido hacerlo. Este es un mensaje para los que se les llena la boca de tonterías cuando tienen que opinar sobre alguien al que no conocen, porque forma parte de su trabajo.

Comenta esta noticia
Update CMP