03 de diciembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Honda preocupación por el hijo de Camilo Sesto: toca fondo y dispara las alarmas

Camilo Blanes tiene muy preocupada a su madre, Lourdes Ornelas.

Camilo Blanes tiene muy preocupada a su madre, Lourdes Ornelas.

Las últimas imágenes de "Camilín" han generado máxima alerta por el estado de salud del hijo del mítico cantante, hasta el punto de que quien más le quiere pide ayuda en Sálvame.

Desde que el viernes compartiese un vídeo en su cuenta de Instagram con un comportamiento de lo más extraño, se han activado todas las alarmas en torno al estado de salud de Camilín, como cariñosamente se conoce al hijo de Camilo Sesto. Desorientado, con dificultades para hablar con coherencia y con una delgadez preocupante, el cantante parece estar atravesando por su peor momento.

Y aunque él mismo ha intentado lanzar un mensaje de tranquilidad asegurando que se encuentra bien y que el comentado vídeo sólo fue fruto de un "momento de ocio y entretenimiento", la verdad es que luce un preocupante aspecto. Y las imágenes en las que parecía estar bajo el efecto de algún tipo de sustancia (y en las que, con muy mala cara, no era ni capaz de sostener su teléfono en posición vertical) han hecho que su madre, Lourdes Ornelas, tome cartas en el asunto.

La mexicana, que no vive con su hijo en la mansión que perteneció a Camilo Sesto en Torrelodones, sino en un pequeño apartamento en el centro de la capital, ha confesado en el programa Sálvame que su hijo "lucha por estar bien. Nadie quiere estar en esa pesadilla". Muy preocupada, Lourdes ha admitido que "no es tan fácil intentar inhabilitar" a Camilín, y ha intentado defender al joven asegurando que está intentando dejar los malos hábitos a un lado, "haciendo deporte, practicando natación y sin salir apenas de casa", pero es una batalla complicada.

Las adicciones de Camilín vienen de lejos. Y aunque el cantante es consciente de que tiene un serio problema y ha pedido ayuda a su madre en más de una ocasión, la fortuna heredada de Camilo Sesto (en septiembre se cumplirá un año del fallecimiento del artista, que ha afectado a su único hijo más de lo que le gusta admitir) y las malas compañías que frecuenta, y que al parecer se aprovechan de él, no ayudan en absoluto.

Lourdes Ornelas, desesperada, revela que "estoy pendiente de él, pero en México las cosas son diferentes y le puedo coartar las cosas que hace. Aquí no puedo estar detrás de él con un bate". "Se necesita ayuda profesional, ya no hay más. Gracias a Dios tiene para eso, lo que sucede es que aquí me veo sola. En México sé como solucionarlo, pero aquí es más seguido y no me siento capacitada. Cuando él está así no está consciente. Cuando está bien se da cuenta. Es un problema de salud. Siempre me dice que no va a volver a pasar y yo le digo que vea sus vídeos para que se dé cuenta. Llevamos mucho tiempo así y la cabeza no me da para más. Le ayudo todo lo que puedo pero estoy agotada", confesó en el programa de Telecinco la ex de Camilo Sesto y madre de su único hijo.

Camilín, que reside solo en la mansión que le dejó en herencia el cantante de Perdóname, ha despedido al matrimonio de servicio que acompañó fielmente a su padre durante gran parte de su vida, y al parecer tiene la finca bastante abandonada, y la suciedad se acumula en la piscina. Una prueba de que el joven habría tocado fondo y necesitaría ayuda profesional para volver a ser el que un día fue, y del que su padre se mostraba orgulloso.

Comenta esta noticia
Update CMP