20 de marzo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La hija de Bertín desvela el drama que su padre prefiere no contar con detalle

El presentador no es muy dado a morderse la lengua o dejar de hablar de temas por espinosos que sean, pero eso no quiere decir que cuente todo lo que está pasando con pelos y señales.

No es que Bertín Osborne evite hablar del asunto, es que prefiere no victimizarse ni él ni a su familia. Esa es la opinión que su hija Eugenia ha dejado caer en una sincera entrevista con Carlos Pérez Gimeno durante la presentación de su colección de joyas Un nuevo mundo.

Luciendo su nuevo y radical cambio de look con el pelo muy corto en homenaje a su madre, que falleció víctima de un cáncer hace años, dice sentirse "muy cómoda" aunque "la primera vez que me vi con el pelo rapado me emocioné muchísimo porque me recordé a mi madre. La verdad es que era una mujer única, y tenía una energía muy positiva. Era un modelo a seguir en muchos aspectos, y en el maternal, mucho más era muy madraza y yo intento serlo también. Tengo tres hijos fenomenales".

En cuanto a su padre, aunque se llevan muy bien, no le tienta demasiado trabajar con él porque tienen caminos profesionales muy diferentes. No obstante, el trato entre familias es inmejorable: "Su mujer Fabiola es mi amiga, nos llevamos muy bien, y hasta me ayuda en el cuidado de mis hijos. Es súper buena, y está muy pendiente tanto de mis hermanas como de mí. Acabó con la fama que tenía mi padre de conquistador, y yo lo estaba deseando".

Respecto a su hermano Kike, que nació con parálisis cerebral, Eugenia reconoció que es quien más necesita de los cuidados de todos, sobre todo ahora que le acaban de operar de nuevo: "Ahora falta que se recupere totalmente. Tardará, pero es un niño muy fuerte. Mi padre y Fabiola, son muy positivos con el tema de la enfermedad de mi hermano, pero te cuentan lo bueno, estoy segura de que el crío no lo está pasando bien, pero tiene mucha fuerza, es un ángel caído del cielo".

Comenta esta noticia
Update CMP