22 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Citroën C3 Aircross Rip Curl, una simbiosis perfecta

El pequeño SUV francés mejora el equipamiento de su versión más demandada con un estilo eminentemente surfero. El equipamiento que incorpora se consigue con un ahorro de costes del 70%.

El desempeño comercial de la gama C3 está siendo un rotundo éxito para Citroën. Si la versión urbana lleva ya más de 400.000 unidades vendidas, la variante SUV de apellido Aircross le va a la zaga con 100.000 matriculaciones en Europa en apenas un año, de las cuales el 10% prácticamente se ha vendido en nuestro país. Su modularidad, unida a la mayor altura libre al suelo y a esa estética desenfadada que le caracteriza hacen que sea un vehículo muy atractivo y versátil. Las aptitudes offroad se consiguen con el “grip control”, que gracias a la electrónica mejora su motricidad.

Con esas credenciales este modelo se presenta como el más adecuado para reeditar una de las versiones más atractivas de las que Citroën ha ideado, la que surge del acuerdo con la marca de surf Rip Curl. El fabricante busca reforzar el espíritu de aventura que proyecta su modelo con una versión que se beneficia de los atributos de un coche pensado para personas de vida activa.

Para crear esta variante especial se ha partido de la base del acabado Feel, que supone el centro de la gama, pero se aumenta considerablemente el equipamiento. Así, además de aire acondicionado, faros antiniebla con iluminación de cruce o retrovisores eléctricos y calefactables, el acabado Rip Curl ofrece una dotación valorada en 2.200 euros al fenomenal coste de 650 euros.

Esta versión se reconoce a primera vista por diversos elementos azules o blancos que corresponden a paquetes concretos y que evocan al océano: las carcasas de los retrovisores, los centros de las ruedas y las ópticas o la línea superior de los asientos que tienen además una tela específica. Las barras del techo acabadas en negro brillante, las protecciones en tono gris y varios detalles específicos Rip Curl como las llantas de 16 pulgadas acabadas en negro son otros elementos distintivos.  La carrocería apuesta por los tonos blancos: ´Cosmic Silver´, ´Gris Bruma´ y ´Beige Sable´, que se combinan con el techo bitono Negro para reforzar su personalidad.

Hay mucho equipamiento interesante, como el equipo multimedia y de navegación con pantalla de 7 pulgadas y servicios TomTom con reconocimiento de voz y ´MirrorLink´, los elevalunas eléctricos e impulsivos en las cuatro ventanillas, los retrovisores abatibles eléctricamente o la ayuda al estacionamiento trasero. También cuenta con el sistema Grip Control de serie, que viene emparejado a neumáticos mixtos M+S para garantizar la circulación en cualquier tipo de superficie.

El nuevo Citroën C3 Aircross Rip Curl se puede unir a todos los motores de la gama, que abarcan dos versiones diésel de 100 o 120CV y tres gasolina de 80, 110 o 130CV y está a la venta por un precio de partida de 14.790 euros.

Comenta esta noticia
Update CMP